Mancomunidad de la Comarca de Pamplona

Mancomunidad de la Comarca de Pamplona

materia orgánica

La Mancomunidad
28/06/2022

La MCP ha reducido su huella de carbono un 29% desde 2014

Del total de emisiones, el 4% proceden del Ciclo Integral del Agua, el 28% del TUC y el 68% de la gestión de residuos

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y su sociedad de gestión SCPSA lograron reducir en 2021 su huella de carbono un 1% respecto a 2020, lo que implica una reducción del 29% desde 2014, año en el que se realizó el primer registro.

Desde el año 2014 MCP/SCPSA calcula y verifica anualmente su huella de carbono a través de una empresa certificada y, a su vez, la inscribe en el Registro Nacional del Ministerio de Transición Ecológica. Esta huella de carbono permite cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero que son liberados a la atmósfera como consecuencia de los servicios prestados por la organización. La cuantificación permite por lo tanto conocer el impacto que genera dicha actividad en el calentamiento global, convirtiendo de esta manera la huella de carbono en un primer paso fundamental para impulsar proyectos orientados a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. 

El cálculo realizado para las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) durante 2021 ha contabilizado 42.978 toneladas de CO2eq de las cuales el 4% proceden del Ciclo Integral del Agua, el 28% del TUC y el 68% de Residuos.

Iniciativas para reducir la huella de carbono

Para la reducción de su huella de carbono, la Mancomunidad y su sociedad de gestión SCPSA han puesto en marcha diferentes iniciativas. Entre ellas, las más importantes son la separación de la materia orgánica de los residuos mediante el 5º contenedor y el compostaje doméstico y comunitario, y la incorporación de autobuses híbridos y eléctricos en el Transporte Urbano Comarcal. Otras acciones reseñables son la instalación de los sistemas de climatización en la ETAP de Egillor (hidrotermia) y en la ETAP de Urtasun (caldera accionada con biomasa de pellets de madera), la incorporación al CMRI (Centro de Mantenimiento de Redes e Instalaciones) de camiones de propulsados por gas y la reducción de fugas de gas en la EDAR de Arazuri.

Hay que recordar que las principales emisiones de gases de efecto invernadero de la MCP se producen por la materia orgánica que se introduce junto con la fracción resto y acaba en el vertedero de Góngora. De ahí la necesidad y obligación de separar la materia orgánica en los hogares e introducirla en el 5º contenedor. En este sentido, los grandes retos de MCP/SCPSA son el incremento de la recogida de materia orgánica en el 5º contenedor, y la construcción del Centro Ambiental de la Comarca en la Ciudad del Transporte (Imárcoain) para dejar de enterrar materia orgánica, y poder así reducir muy significativamente las emisiones de GEI derivadas del tratamiento de residuos.

La segunda fuente de emisiones y de contaminación atmosférica es el consumo de gasoil por los camiones de residuos, autobuses del transporte urbano y los vehículos de la entidad. Con objeto de ir reduciendo estas emisiones, la Mancomunidad lleva seis años incorporando autobuses híbridos en la flota del TUC y desde este año 2022 va a abandonar el uso del gasoil para incorporar solo autobuses de gas de origen renovable y eléctrico.

Compensación de emisiones

Finalmente, cabe destacar la compensación de emisiones que MCP/SCPSA lleva realizando desde 2018. Eso le ha permitido ser la primera entidad local española en obtener el sello ‘Calculo-Reduzco-Compenso’ del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITERD) para los tres alcances de su actividad. Un total de 17 empresas que trabajan con la entidad ya compensan las emisiones GEI que generan en su actividad. Hay que recordar que también la MCP ha podido compensar emisiones gracias a la restauración del meandro de Areatzea (Huarte), en el Parque Fluvial de la Comarca, que quedó registrado como el primer sumidero de carbono de Navarra.

Residuos
03/06/2022

Finaliza la segunda fase de instalación de contenedores con apertura electrónica

La MCP ha repartido 51.000 pares de tarjetas para más de 46.000 viviendas y 4.000 establecimientos

Esta semana la Mancomunidad ha finalizado la segunda fase de implantación de contenedores con apertura electrónica iniciada a finales de marzo. Durante dos meses, la instalación de nuevos contenedores se ha realizado en Barañáin y Echavacoiz Norte (marzo), Echavacoiz Sur, Mendebaldea, Yamaguchi y Universidad de Navarra (abril) y ya en el mes de mayo en San Juan, Iturrama, Abejeras, Azpilagaña, Milagrosa, Sadar, Universidad Pública de Navarra y Torre Arrosadía.
 
En esta segunda fase de extensión del nuevo modelo la MCP ha acudido a más de 46.000 viviendas y 4.000 establecimientos y ha distribuido 51.000 pares de tarjetas, de las cuales un 80% se han entregado en mano (visita domiciliaria o punto informativo) y 20% han sido enviadas por correo.
 
Como se sabe, el cambio de sistema de apertura tiene como objetivo minimizar el depósito de residuos sin separar impulsando la separación de todas las fracciones, especialmente la materia orgánica que representa el 34% del total de los residuos generados (50.975 T. de un total de 151.261 T. en 2021). También se pretende reducir el número de impropios que se depositan en el resto de los contenedores, especialmente en los de envases y papel-carton.
 
La implantación del sistema implica la sustitución de la llave de apertura del contenedor marrón de materia orgánica por una tarjeta electrónica o app móvil asociadas a cada dirección, lo que permitirá realizar acciones de comunicación más precisas y orientadas a zonas concretas. La tarjeta o la app permite abrir todos los contenedores de la fracción “orgánica” (marrón) y de la fracción “resto” (gris) cualquier día de la semana. Además, tanto el contenedor para materia orgánica como el contenedor para resto cuentan con pedal para facilitar la apertura. 
 
Como se recordará, la primera fase de implantación del nuevo sistema se llevó a cabo entre septiembre y noviembre del año pasado llegando a Mendillorri, Sarriguren, Ensanche, Beloso, Lezkairu, Erripagaña, Arrosadía y Mutilva donde fueron entregados más de 35.000 pares de tarjetas en las viviendas incorporadas al nuevo sistema. 
 
La distribución de pares de tarjetas en las dos primeras fases ha sido la siguiente:

  DomiciliosEstablecimientosTotal
Fase 1Otoño 2131.7693.37435.143
Fase 2Primavera 2246.6454.28750.932
Total 78.4147.66186.075

Por otra parte, el número de contenedores adaptados e instalados hasta este momento es de 1.858 (694 en la primera fase y 1.164 en la segunda).

Aumento de la recogida separada de materia orgánica

Según los datos que se derivan del estudio de caracterización realizado en marzo de 2022, la materia orgánica recogida de forma separada en el contenedor marrón se ha multiplicado por tres, lo que significa que un 42% de la materia orgánica generada ha podido ser convertida en recursos y no ha sido enviada al vertedero. Por otro lado, los residuos reciclables depositados en el contenedor de resto, que se depositan directamente en el vertedero, se han reducido casi a la mitad (de 173 t a 96 t por semana), lo que permite recuperar materiales, minimizar las afecciones ambientales y reducir los costes de tratamiento de los residuos.
 
La extensión del nuevo sistema continuará entre los meses de septiembre y noviembre para llegar a San Jorge, Buztintxuri, Sta. Engracia, Nuevo Artica, Rochapea y Txantrea. En una última fase se llegará al resto de barrios de Pamplona y localidades de la Comarca. Una vez finalizada la implantación se dará servicio a 356.000 habitantes (94% de la población), se habrán repartido 350.000 tarjetas en 175.000 domicilios y establecimientos y se habrán adaptado 4.171 contenedores.

Residuos
25/03/2022

El sistema de apertura electrónica de contenedores llega a Barañáin y Echavacoiz Norte

La instalación de los nuevos contenedores comenzará durante la noche del domingo 27 y finalizará el jueves 31

La Mancomunidad iniciará la próxima semana la segunda fase del despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores. Concretamente, la implantación de nuevos contenedores en Barañáin y Echavacoiz Norte comenzará durante la noche del domingo 27 de marzo y finalizará el jueves 31. 
 
En estas dos zonas se instalarán un total 178 contenedores (79 para materia orgánica y 99 para fracción resto) que serán distribuidos en 79 puntos de recogida. 
 
Las tarjetas de apertura han sido repartidas durante dos semanas mediante visitas domiciliarias, durante las dos semanas siguientes mediante puntos informativos en la calle y, finalmente, las que no han podido ser entregadas en mano, han sido enviadas por correo por lo que podrán ser recogidas en los buzones de los domicilios. 
 
Durante abril y mayo el sistema se extenderá a otras zonas: Echavacoiz Sur, Mendebaldea, Yamaguchi y Universidad de Navarra (18 de abril), San Juan (2 de mayo), Iturrama (16 de mayo), Abejeras, Azpilagaña, Milagrosa, Sadar, Universidad Pública de Navarra y Torre Arrosadía (30 de mayo).
 
Como se recordará, la implantación del nuevo sistema se inició en septiembre del año pasado llegando a Mendillorri, Sarriguren, Ensanche, Beloso, Lezkairu,  Erripagaña, Arrosadía y Mutilva donde fueron entregados 35.000 pares de tarjetas en las viviendas incorporadas al nuevo sistema. El cambio de sistema tiene como objetivo el incremento en la separación en origen de la materia orgánica de los residuos que representa el 34% del total de los residuos generados (50.300 T. de un total de 150.000 T. en 2020). También se pretende reducir el número de impropios que se depositan en el resto de los contenedores, especialmente en el de fracción resto. 
 
En esta segunda etapa la MCP acudirá a más de 45.000 viviendas y 3.000 establecimientos. Una vez finalizada la implantación del nuevo sistema, a mediados de 2023, se dará servicio a 356.000 habitantes (94% de la población), se habrán repartido 350.000 tarjetas en 175.000 domicilios y establecimientos y se habrán sustituido 4.325 contenedores.
 
La implantación del sistema implica la sustitución de la llave actual universal y anónima de apertura del contenedor marrón de materia orgánica y del contenedor de resto (con tapa gris a partir de ahora) por una tarjeta electrónica o app móvil asociadas a cada dirección que permitirán registrar los datos de su utilización con el objetivo de obtener datos de utilización para poder realizar acciones de comunicación más precisas y orientadas a zonas concretas.
 
Tanto el contenedor para materia orgánica como el contenedor para resto (a partir de ahora con tapa gris) contarán con pedal para facilitar la apertura. La tarjeta o la app permitirá abrir todos los contenedores de la fracción “orgánica” (marrón) y de la fracción “resto” (gris) cualquier día de la semana.
 
Hay que recordar que los contenedores de todas las zonas que se vayan sumando al nuevo sistema se podrán abrir tanto con tarjeta como con app móvil.

Obtención de tarjetas para la apertura de contenedores

Cualquier persona que quiera solicitar su tarjeta o comunicar cualquier incidencia (rotura o pérdida de la tarjeta) deberá cumplimentar un formulario disponible en la web de la MCP. Asimismo, para resolver cualquier duda se podrá llamar al teléfono 948 42 32 42, de lunes a viernes y de 7:30 a 18:00 h.
 
Las nuevas tarjetas para la apertura de contenedores son multiservicio y sirven también como tarjetas anónimas del Transporte Urbano Comarcal y podrán ser recargadas en cualquier punto de recarga de tarjetas de transporte y a través de la app “Recarga TUC”. Hay que señalar que la primera carga en cada tarjeta de residuos deberá hacerse en un punto de recarga y no podrá realizarse a través de la app de recarga TUC. 
 
Por otra parte, cabe destacar que las tarjetas TUC personalizadas también servirán para la apertura de contenedores. Para ello, habrá que solicitar la activación de esa función en la tarjeta cumplimentando un formulario disponible en la web de la MCP.
 
Para abrir los contenedores, si no se utiliza la App de dispositivos móviles,  habrá que pulsar en el botón de encendido, acercar la tarjeta al sensor y, una vez desbloqueada la apertura, se podrá abrir la tapa pisando el pedal del contenedor.

Obtención de app móvil para la apertura de contenedores

Los contenedores de materia orgánica y los contenedores de resto también se podrán abrir mediante app móvil. Para ello será necesario descargar la aplicación ‘SIGMA MCP’ en Google Play (Android) o en App Store (IOS). 
 
Para activar la cuenta habrá que introducir el usuario y contraseña que figurarán en el documento que se habrá recibido en cada domicilio o establecimiento. Se podrá compartir la cuenta hasta con otras cuatro personas del mismo domicilio o establecimiento compartiendo un enlace o un código QR a través de la propia App
 
Para abrir el contenedor con la app móvil habrá que escanear el QR del contenedor o elegir el símbolo del contenedor en la pantalla del móvil cuando la persona se encuentre a menos de un metro y medio del contenedor. Una vez desbloqueada la apertura, se podrá abrir la tapa pisando el pedal del contenedor.

Información y reparto de tarjetas

La segunda fase de implantación está contando con varias etapas que se están solapando. En la primera de ellas, de una semana de duración, se realiza el envío de cartas informativas. Posteriormente, durante dos semanas, se realiza el reparto de tarjetas y de los códigos de acceso a la app en el caso de los contenedores mediante visitas domiciliarias; más tarde, durante otras dos semanas, se habilitan puntos informativos en las zonas para que las personas que no han podido recibir a los informadores puedan recoger sus tarjetas y resolver dudas. Las tarjetas que no hayan podido ser entregadas en estas dos acciones (se estima que un 20%) serán entregadas mediante buzoneo.
 
El resto de etapas consisten en la presencia de informadores en los puntos de contenedores y el envío de cartas informando de los resultados de recogida separada. Para para llevar a cabo esta campaña se cuenta con un equipo de entre 50 y 80 personas informadoras que realizan las visitas domiciliarias, atención de puntos informativos y presencia en los puntos de contenedores.
 
Toda la información del cambio de sistema y los datos actualizados de fechas y lugares de implantación y de ubicaciones y horarios de los puntos informativos puede consultarse a través de la web de la Mancomunidad: www.mcp.es

Residuos
21/02/2022

La MCP inicia la segunda fase del despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores

Arrancará el 28 de marzo en Barañáin y Echavacoiz Norte y continuará hasta mayo por diferentes áreas de Pamplona

La Mancomunidad iniciará a finales de marzo la segunda fase del despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores para materia orgánica y para fracción resto. Durante dos meses la implantación de nuevos contenedores se realizará en Barañáin (28 de marzo) y diversas zonas de Pamplona: Echavacoiz Norte (28 de marzo), Echavacoiz Sur, Ermitagaña, Mendebaldea, Yamaguchi y Universidad de Navarra (19 de abril), San Juan (2 de mayo), Iturrama (16 de mayo), Abejeras, Azpilagaña, Milagrosa, Sadar, Universidad Pública de Navarra y Torre Arrosadía (30 de mayo).

La segunda fase del despliegue se ha dado a conocer en una rueda de prensa llevada a cabo esta mañana, en la que han intervenido el presidente de la MCP, David Campión, el director-gerente de SCPSA, Alfonso Amorena y el director de comunicación de SCPSA, Arturo Ruiz de Azagra.

Como se recordará, la implantación del nuevo sistema se inició en septiembre del año pasado llegando a Mendillorri, Sarriguren, Ensanche, Beloso, Lezkairu,  Erripagaña, Arrosadía y Mutilva donde fueron entregados 35.000 pares de tarjetas en las viviendas incorporadas al nuevo sistema. El cambio de sistema tiene como objetivo el incremento en la separación en origen de la materia orgánica de los residuos que representa el 34% del total de los residuos generados (50.300 T. de un total de 150.000 T. en 2020). También se pretende reducir el número de impropios que se depositan en el resto de los contenedores, especialmente en el de fracción resto. 

En esta segunda etapa la MCP acudirá a más de 45.000 viviendas y 3.000 establecimientos. Una vez finalizada la implantación del nuevo sistema, a mediados de 2023, se dará servicio a 356.000 habitantes (94% de la población), se habrán repartido 350.000 tarjetas en 175.000 domicilios y establecimientos y se habrán sustituido 4.325 contenedores.

La implantación del sistema implica la sustitución de la llave actual universal y anónima de apertura del contenedor marrón de materia orgánica y del contenedor de resto (con tapa gris a partir de ahora) por una tarjeta electrónica o app móvil asociadas a cada dirección que permitirán registrar los datos de su utilización con el objetivo de obtener datos de utilización para poder realizar acciones de comunicación más precisas y orientadas a zonas concretas.

Tanto el contenedor para materia orgánica como el contenedor para resto (a partir de ahora con tapa gris) contarán con pedal para facilitar la apertura. La tarjeta o la app permitirá abrir todos los contenedores de la fracción “orgánica” (marrón) y de la fracción “resto” (gris) cualquier día de la semana.

Hay que recordar que los contenedores de todas las zonas que se vayan sumando al nuevo sistema se podrán abrir tanto con tarjeta como con app móvil.

Obtención de tarjetas para la apertura de contenedores

Las tarjetas serán proporcionadas por personal de la MCP que, mediante visitas domiciliarias, entregará dos tarjetas electrónicas en cada domicilio. Cualquier persona que quiera solicitar su tarjeta o comunicar cualquier incidencia (rotura o pérdida de la tarjeta) deberá cumplimentar un formulario disponible en la web de la MCP. Asimismo, para resolver cualquier duda se podrá llamar al teléfono 948 42 32 42, de lunes a viernes y de 7:30 a 18:00 h.

Las nuevas tarjetas para la apertura de contenedores serán multiservicio y servirán también como tarjetas anónimas del Transporte Urbano Comarcal y podrán ser recargadas en cualquier punto de recarga de tarjetas de transporte y a través de la app “Recarga TUC”. Hay que señalar que la primera carga en cada tarjeta de residuos deberá hacerse en un punto de recarga y no podrá realizarse a través de la app de recarga TUC. 

Por otra parte, cabe destacar que las tarjetas TUC personalizadas también servirán para la apertura de contenedores. Para ello, habrá que solicitar la activación de esa función en la tarjeta cumplimentando un formulario disponible en la web de la MCP.

Para abrir los contenedores, si no se utiliza la App de dispositivos móviles, habrá que pulsar en el botón de encendido, acercar la tarjeta al sensor y, una vez desbloqueada la apertura, se podrá abrir la tapa pisando el pedal del contenedor.

Obtención de app móvil para la apertura de contenedores

Los contenedores de materia orgánica y los contenedores de resto también se podrán abrir mediante app móvil. Para ello será necesario descargar la aplicación ‘SIGMA MCP’ en Google Play (Android) o en App Store (IOS). 

Para activar la cuenta habrá que introducir el usuario y contraseña que figurarán en el documento que se habrá recibido en cada domicilio o establecimiento. Se podrá compartir la cuenta hasta con otras cuatro personas del mismo domicilio o establecimiento compartiendo un enlace o un código QR a través de la propia App

Para abrir el contenedor con la app móvil habrá que escanear el QR del contenedor o elegir el símbolo del contenedor en la pantalla del móvil cuando la persona se encuentre a menos de un metro y medio del contenedor. Una vez desbloqueada la apertura, se podrá abrir la tapa pisando el pedal del contenedor.

Información y reparto de tarjetas

La segunda fase de implantación contará con varias etapas que se irán solapando. En la primera de ellas, de una semana de duración, se realizará el envío de cartas informativas. Posteriormente, durante dos semanas, se realizará el reparto de tarjetas y de los códigos de acceso a la app en el caso de los contenedores mediante visitas domiciliarias; más tarde, durante otras dos semanas, se habilitarán puntos informativos en las zonas para que las personas que no han podido recibir a los informadores puedan recoger sus tarjetas y resolver dudas. Las tarjetas que no hayan podido ser entregadas en estas dos acciones (se estima que un 20%) serán entregadas mediante buzoneo.

En esta segunda fase del despliegue, que acabará a finales de mayo, se colocarán los contenedores de Barañáin y Echavacoiz Norte (28 de marzo), Echavacoiz Sur, Mendebaldea, Yamaguchi y Universidad de Navarra (18 de abril), San Juan (2 de mayo), Iturrama (16 de mayo), Abejeras, Azpilagaña, Milagrosa, Sadar, Universidad Pública de Navarra y Torre Arrosadía (30 de mayo).

El resto de etapas consistirán en la presencia de informadores en los puntos de contenedores y el envío de cartas informando de los resultados de recogida separada.

Para para llevar a cabo esta campaña se contará con un equipo de entre 50 y 80 personas informadoras que realizarán las visitas domiciliarias, atención de puntos informativos y presencia en los puntos de contenedores.

Toda la información del cambio de sistema y los datos actualizados de fechas y lugares de implantación y de ubicaciones y horarios de los puntos informativos puede conocerse a través de la web www.mcp.es.

Llegada del 5º contenedor en 2013

La recogida de la materia orgánica en la Comarca de Pamplona arrancó en 2013. Entre ese año y 2016 la Mancomunidad desplegó en toda la Comarca de Pamplona el 5º contenedor para depositar la materia orgánica separada en origen en los hogares y establecimientos. El objetivo era alcanzar, en un plazo razonable, el 50% del total generado. Los contenedores se abrían con llaves que fueron suministradas a aquellos hogares que manifestaron su deseo de participar en la separación. No obstante, la cantidad de materia orgánica recogida ha estado siempre muy alejada del objetivo inicialmente previsto. En 2020 solo se recogió mediante el 5º contenedor un 17% de la materia orgánica generada.

Por otra parte, el Plan de Residuos de Navarra 2017-2027 marcó como objetivos una separación en origen de la materia orgánica del 50% en 2022 (con un límite adicional del 20% de impropios) y del 70% en 2027 (con un límite adicional del 10% de impropios).

2018: Prueba piloto en Azpilagaña y Nuevo Artica

Para mejorar el sistema y los resultados, se analizaron los métodos utilizados en varios países para conseguir una alta separación en origen de la fracción orgánica en entornos urbanos con características sociodemográficas similares a las de la Comarca de Pamplona. Las ciudades estudiadas fueron Brescia e Imola en Italia, Amberes en Bégica y Lubiana en Eslovenia, además de la Mancomunidad de Sasieta en Guipúzcoa. Tras examinar estos casos, se decidió realizar una prueba piloto en dos áreas diferentes de la Comarca, Azpilagaña y Nuevo Artica, que se inició en 2018. Se instalaron contenedores de materia orgánica y de fracción resto con apertura mediante tarjeta electrónica asociada al domicilio-establecimiento y con registro de aperturas.  

Los resultados fueron positivos: si antes de la implantación del sistema de tarjetas la materia orgánica no superaba el 17%, según el último estudio de caracterización (marzo 2021) se alcanzó un 64% en Azpilagaña y un 43% en Nuevo Artica, lo que supone una media del 52% en ambas áreas. Además, se ha registrado un incremento en la recogida separada de envases y de papel y cartón, así como una reducción del 50% en el peso de la fracción de resto, lo que significa que se está llevando al vertedero un 50% menos de residuos sin tratar. 

Tras los resultados positivos de la experiencia piloto, y los estudios del resto de ciudades en los que este sistema estaba implantado, la Mancomunidad adoptó la decisión de llevar a cabo el despliegue general de este sistema a la totalidad del área urbana consolidada de la Comarca, que finalizará en 2023.

2021: Primera fase de la apertura electrónica de contenedores

Tal como ha explicado el presidente de la MCP, con la implantación del nuevo sistema de apertura de contenedores la recogida ha aumentado sustancialmente en la materia orgánica separada, y se ha reducido en la de resto. “A partir de los pesajes de los camiones de recogida obtenemos que la materia orgánica separada (contenedor marrón) se ha multiplicado casi por cuatro (de 81.640 k a 301.977 k), y la fracción resto se ha reducido casi una tercera parte”, ha precisado Campión. “Antes del sistema de apertura con tarjeta o aplicación móvil no superábamos en 18% de recogida separada de materia orgánica, y ahora estamos cerca del 50% en donde se ha implantado el sistema”. 

El incremento de la recogida separada de la materia orgánica también se ratifica en el estudio de caracterización (calidad) de los residuos depositados en cada contenedor donde se aprecia que en todas las fracciones aumenta la recogida de materiales depositados correctamente.

“Estos resultados significan que avanzamos según lo previsto, que el sistema favorece los resultados deseados y que la ciudadanía, en su mayoría entiende que la sostenibilidad requiere un esfuerzo individual por parte de todos y todas”, ha señalado Campión. “Han sido muy sonoras las muestras de desacuerdo con el sistema, pero los resultados nos demuestran que la mayoría de la ciudadanía entiende el mensaje, asume las dificultades y se compromete con una Comarca sostenible”, ha indicado.

El presidente de la MCP ha hecho referencia a la recogida neumática que no ha funcionado durante estos meses por problemas técnicos derivados del tiempo que ha estado a la espera de su puesta en marcha. Igualmente ha señalado la presencia de impropios (materiales depositados en el contenedor que no es el adecuado) y el abandono de bolsas fuera de los contenedores. Todo estos aspectos deben ser mejorados. En este punto, Campión ha subrayado que “el trabajo conjunto entre ciudadanía y administraciones es imprescindible para alcanzar los objetivos que nos marcamos. Es importante separar bien, depositar en el contenedor adecuado y no dejar los residuos en la calle”.

Residuos
03/02/2022

Cambios en la gestión de la materia orgánica y restos verdes en el ámbito rural

Las acciones se integran en la estrategia energética de la MCP ‘Neutra en carbono para 2030’

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha anunciado esta mañana los cambios que se van a llevar a cabo en la gestión de la materia orgánica y de los restos verdes generados en localidades del ámbito rural con menos de 200 habitantes. 

Los dos cambios anunciados, que se llevarán a cabo en los próximos meses y afectarán a 212 núcleos habitados con un total de 13.414 habitantes, son extender el compostaje doméstico y comunitario, así como eliminar los contenedores de restos verdes en dichas localidades. Ambas acciones permitirán evitar el transporte de estos residuos, lo que supondrá ahorro de energía, la reducción de emisiones de CO2 y el aprovechamiento in-situ tanto del compost como de los restos verdes en huertas y en zonas verdes. A su vez, esta gestión ofrecerá a la población alternativas para la separación de todas las fracciones de residuos que se generan, con el objetivo final de tratar el 100% de la materia orgánica que se genera.

En el acto, celebrado en el área de compostaje comunitario de Tajonar, ha intervenido el presidente de la MCP, David Campión, que ha estado acompañado por la concejala del Ayuntamiento del Valle de Aranguren, Tere Ramos, y el presidente del Concejo de Tajonar, Miguel Fernández.

Compostaje en las áreas rurales

En la zona rural, la gestión de la materia orgánica deberá hacerse íntegramente mediante compostaje en origen. Desde el año 2006, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona viene impulsando la práctica del compostaje doméstico y comunitario, facilitando los materiales y formación necesarios para generar compost en casa. Esta práctica es beneficiosa para el medioambiente ya que evita traslados de residuos. Además, la población rural mejorará la fertilidad de las huertas y jardines con el aporte del compost producido. 

Los domicilios que todavía no se hayan sumado el compostaje doméstico podrán solicitar un compostador a la Mancomunidad. En los municipios con algún domicilio que no pueda participar en el compostaje doméstico se instalará junto al resto de contenedores de su municipio un compostador comunitario donde deberán depositar los residuos orgánicos separados. De esta forma, todas las personas residentes en estos municipios dispondrán de una solución para la separación y tratamiento de la materia orgánica.

Puntos de acopio y triturado de restos verdes

Para los residuos de podas, huerta y jardín, hasta la actualidad muchos municipios disponían de contenedores de restos verdes cuyo contenido era retirado periódicamente por la MCP. En los próximos meses dichos contenedores serán retirados y en su lugar se crearán puntos de acopio y triturado. Las personas que no puedan gestionar los restos de poda en su domicilio, podrán llevarlos hasta esos puntos. Posteriormente, personal de la Mancomunidad pasará por los puntos de acopio para realizar el triturado del material que quedará disponible para ser utilizado en compostadores domésticos, comunitarios o para su aprovechamiento en zonas verdes de la localidad. 

No obstante, se podrá solicitar a la Mancomunidad un servicio de retirada de residuos de poda y jardinería en contenedor provisional que supondrá un coste de 100€ / viaje + IVA. 

La MCP ya ha remitido cartas informativas a todos los municipios afectados y para que, en aquellos casos donde sea necesario, determinen los lugares más apropiados para la instalación de los puntos de acopio y triturado. Próximamente personal técnico de la Mancomunidad se pondrá en contacto con cada ayuntamiento para precisar todos los detalles relacionados con estas nuevas medidas.

Cabe señalar que la materia organica y el compost van a ser cada vez más valorados, ya no solo por temas ambientales, sino también económicos. Un buen indicador está en los abonos químicos que han duplicado su precio en solo un año, al ser dependientes de fuentes de energía fósil. Por ello, las localidades rurales es donde se tiene que ser más consciente de la importancia de la economía circular.

Neutralidad en carbono 2030

Las dos acciones anunciadas se integran en la estrategia energética de la MCP para ser una entidad neutra en carbono en el año 2030. Los objetivos son reducir las emisiones de CO2 derivadas de los traslados de residuos en el ámbito rural y lograr el autocompostaje del 100% del residuo orgánico generado con un 85% de participación.

Cabe recordar que hace un año, en febrero de 2021, la MCP aprobó su ‘Estrategia de Cambio Climático y Energía’ que apuesta por alcanzar la neutralidad en carbono en el año 2030, adelantándose en 20 años al objetivo europeo.

La Mancomunidad y su sociedad de gestión SCPSA han puesto en marcha diferentes iniciativas para reducir la huella de carbono. Entre ellas, las más importantes son las acciones en el ámbito de los residuos, la separación de la materia orgánica de los residuos mediante el 5º contenedor y el compostaje doméstico y comunitario, así como el proyecto del nuevo centro ambiental de la Comarca de Pamplona para el tratamiento de los residuos.

Residuos
02/02/2022

En 2021 la Mancomunidad recuperó 61.237 t de residuos, un 3,91% más que el año anterior

La recogida separada de materia orgánica en toda la Comarca ha aumentado un 4,2%

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona recogió durante 2021 un total de 151.167 toneladas de residuos, lo que supuso un aumento del 1,39% respecto a las 149.093 toneladas recogidas durante el año anterior. Este ligero aumento se debe fundamentalmente a la recuperación de la actividad comercial tras la bajada registrada en el año 2020. 

En lo referente a la recuperación de residuos, la cantidad recuperada fue de 61.237 toneladas, un 3,91% más que en el año anterior cuando se recuperaron 58.934 t. La cantidad recuperada en 2021 supuso un 40,51% del total generado, índice ligeramente superior al 39,53% alcanzado en 2020. 

Entre las recogidas separadas destaca la recogida de vidrio que con 10.312 toneladas aumenta un 11,0% respecto al pasado año, gracias sobre todo al incremento en la recogida de vidrio en el ámbito doméstico. 

Asimismo, cabe señalar el incremento en la recogida de ropa, calzado y material textil en contenedores específicos que ha aumentado un 21,8% respecto al año anterior al recogerse 1.244 toneladas. Hay que recordar que en junio de 2020 la MCP instaló 95 nuevos contenedores en 14 localidades y 17 barrios de Pamplona que se sumaban a los 97 ya existentes desde 2017.

En el caso de la recogida de papel-cartón, se han alcanzado las 18.078 toneladas lo que supone un incremento del 3,28% respecto a las 17.503 toneladas de 2020.

Se han registrado descensos en las recogidas de poda (8.723 toneladas, lo que ha supuesto una bajada del 6,5% debido a que se ha potenciado el tratamientos de restos verdes en los lugares en los que se generan), voluminosos, puntos limpios y otras (4.425 t, con un descenso del 0,3%) y envases (9.852 t, lo que implica una bajada del 0,3%).

Un año más la mayor cantidad recuperada corresponde a los biorresiduos con 20.888 toneladas (materia orgánica del contenedor marrón, restos de jardinería y compostaje doméstico-comunitario). Cabe destacar que en 2021 se recogieron en toda la Comarca 9.521 toneladas de materia orgánica del quinto contenedor, 383 más que en 2020, lo que ha supuesto un incremento del 4,18%. Por otra parte, el porcentaje de recuperación sobre lo generado ha aumentado pasando del 18,0% en 2020 al 18,9% en 2021. No obstante, aún se está lejos de los objetivos marcados por la Ley de Residuos de Navarra que señalan la necesidad de recoger de forma separada un 70% de materia orgánica en el año 2027.

Recogida de materia orgánica

Cabe recordar que entre octubre y noviembre de 2021 se extendió el sistema de apertura con tarjeta de los contenedores de materia orgánica y resto a más de 30.000 viviendas en Sarriguren, Mendillorri, Ensanche, Beloso, Mutilva, Arrosadía, Lezkairu y Erripagaña. Dicho sistema ya había sido testado en la prueba piloto de recogida selectiva de residuos llevada a cabo en Azpilagaña y Nuevo Artica desde junio de 2018 y en esta prueba el peso de los residuos retirados a través del contenedor marrón se ha incrermentado en más de un 300%. La extensión de estas experiencias al resto de la Comarca de Pamplona durante 2022 y 2023 permitiría alcanzar las exigencias de la Ley de Residuos de Navarra de 2018.

En relación con el compostaje doméstico hay que destacar que se ha continuado con el seguimiento de las personas participantes inscritas en campañas anteriores, reforzando la práctica del autocompostaje y solventando problemas del proceso. Para dicho seguimiento se han llevado a cabo 387 llamadas telefónicas y 348 visitas presenciales a las personas participantes. Durante 2021, a pesar de continuar con la situación especial del año anterior, se han inscrito 142 nuevas familias, lo que supone un total acumulado de 3.492 domicilios participantes. Entre todos ellos se estima que se han gestionado 2.497 toneladas de residuos orgánicos (residuos de cocina y restos verdes de huertas y/o jardines).
 
En el caso del compostaje comunitario participaron 698 viviendas en 43 áreas de compostaje y se estima que gestionaron un total de 215 t de residuos. Cabe señalar que 783 familias optaron por la autogestión de los residuos orgánicos mediante recursos propios, gestionando un total de 331 t de residuos. 

Puntos Limpios y recogida de voluminosos

En relación con la actividad de los puntos limpios (fijos y móviles) se sumó un total de 230.136 visitas, lo que supuso un aumento del 7,85% respecto al año anterior. En cuanto al número de depósitos realizados, se alcanzó la cifra de 415.221, lo que significó una reducción del 0,61%. 

Como se sabe, Traperos de Emaús realiza por contrato las recogidas de voluminosos a domicilio, ropa y vidrio puerta a puerta en bares. En total, en 2021 recogieron 8.113 toneladas (un 12,35% más que en 2020), de las que se reutilizaron y recuperaron un total de 6.597 t lo que supone un 81,31% del total. 

Por último, cabe recordar que se siguen dando pasos para la implantación de un nuevo centro de tratamiento de residuos urbanos para la Comarca de Pamplona en la Ciudad del Transporte en el municipio de Noáin-Valle de Elorz. Como se sabe, con motivo de las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que han anulado el PSIS correspondiente a la ampliación de la Ciudad del Transporte promovido por NASUVINSA, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (SCPSA) se ha visto en la necesidad de volver a tramitar su propio Proyecto Sectorial del Centro Ambiental de la Comarca de Pamplona. Para ello, se ha puesto en marcha de nuevo el proceso de información y participación pública en torno al Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PrSIS) del Centro Ambiental de la Comarca de Pamplona. Este proceso ya fue realizado en los meses de septiembre de 2020 y abril de 2021, tal y como se requiere en la tramitación del PrSIS. Sin embargo, la sentencia que ha anulado el acuerdo del Gobierno de Navarra ha implicado que sea necesario reiniciar el proceso realizado por la MCP.

La puesta en servicio del nuevo centro de tratamiento de residuos urbanos para la Comarca de Pamplona permitirá una mayor recuperación de residuos al objeto de dar cumplimiento a la Ley de Residuos de Navarra.

Por último, cabe destacar que con motivo de las importantes inundaciones ocurridas el pasado mes de diciembre, se han recogido 792 toneladas de residuos procedentes de las limpiezas vecinales y de las empresas afectadas.

Residuos
20/12/2021

Puesta en marcha del nuevo punto de recogida neumática en la plaza San Francisco de Pamplona

Se suma a la red de recogida del Casco Viejo que entró en funcionamiento hace diez años

El próximo 22 de diciembre, miércoles, se pondrá en funcionamiento el nuevo punto de recogida neumática de la Plaza de San Francisco de Pamplona, frente al nº 26 de la c/ Ansoleaga.

Este punto de recogida contará con buzones y contenedores para facilitar el correcto depósito de los diferentes tipos de residuos. Así, mientras los residuos de la fracción de resto, papel y envases se depositarán en buzones instalados en la calle, los de la fracción orgánica se hará en otro ubicado junto a ellos que se abrirá con llave y los de vidrio y textil se seguirán depositando en los contenedores correspondientes.

No obstante, para facilitar la transición entre los dos sistemas, los antiguos contenedores seguirán operativos durante las fiestas de Navidad y hasta el próximo viernes 7 de enero, cuando se procederá a su retirada definitiva.

Los grandes productores como comercios, establecimientos de hostelería o sociedades, dispondrán de una tarjeta para abrir una compuerta específica para facilitar el depósito de sus residuos en los buzones de envases y resto.

Por otra parte, estos mismos locales seguirán disponiendo de un servicio diario, obligatorio y gratuito de recogida Puerta a Puerta de cartón, vidrio y materia orgánica.

Hay que recordar que el nuevo sistema de recogida con apertura mediante tarjeta que el pasado otoño comenzó su extensión en la Comarca de Pamplona está previsto que llegue al Casco Viejo de Pamplona en la primavera de 2023. Por lo tanto, la mejora que ahora se implementa es una medida transitoria necesaria para alcanzar los objetivos de recuperación que marca la legislación europea y el Plan de Gestión de Residuos de Navarra.

Con el nuevo servicio, además, se libera espacio en la vía pública, se elimina el ruido de los camiones de recogida y la zona gana en seguridad y calidad estética.

 

Neumática en el Casco Viejo de Pamplona

La recogida neumática del Casco Viejo de Pamplona, a la que se sumará el nuevo punto de la plaza San Francisco, entró en funcionamiento hace diez años. Cuenta con 35 puntos de recogida, 123 buzones y una red de recogida de 6,5 km que conecta con la central de recogida de Trinitarios.

 

Recogida neumática en la Comarca

El 15 de noviembre se puso en marcha la recogida neumática en Lezkairu, Arrosadía, Erripagaña y Entremutilvas, un sistema que en conjunto da servicio a 35.750 habitantes en 14.380 viviendas. En estas áreas se instalaron 179 puntos de recogida con 537 buzones. El sistema cuenta con 13.100 metros de tubería subterránea.

La puesta en marcha del sistema de recogida neumática en estos barrios está integrada dentro del despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores a toda la Comarca iniciado el pasado mes de septiembre. El nuevo sistema comenzó a extenderse en Mendillorri y Sarriguren (desde el 18 de octubre), Ensanche y Beloso (desde el 1 de noviembre).  Hasta mediados de 2023 continuará el despliegue por otros barrios de Pamplona y municipios de la Comarca. Al final del proceso se habrán repartido 350.000 tarjetas en 175.000 domicilios y establecimientos y se habrán sustituido 4.325 contenedores.

El cambio de sistema tiene como objetivo el incremento en la separación en origen de la materia orgánica de los residuos que representa el 34% del total de los residuos generados (50.300 T. de un total de 150.000 T. en 2020). También se pretende reducir el número de impropios que se depositan en el resto de los contenedores, especialmente en el de fracción resto.

 

 

 

La Mancomunidad
15/10/2021

El presidente de la Mancomunidad hace balance de los dos primeros años de legislatura

Campión ha destacado el compromiso de la entidad con la sostenibilidad que marca todas sus actuaciones

En una rueda de prensa realizada esta mañana, el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, David Campión, ha hecho balance de los dos primeros años de la legislatura, “que en gran parte han estado condicionados por una pandemia que puso a prueba nuestro sistema. No obstante, se actuó con rapidez para proteger al colectivo trabajador de la entidad y se reaccionó con celeridad para que los servicios esenciales se pudieran seguir prestando con garantías”, ha explicado. Además, la Mancomunidad, para minimizar el impacto económico de la pandemia, congeló tasas y ha aplicado descuentos a negocios cerrados por la pandemia por valor de 2,6 millones de euros (1,6 millones en 2020 y 1 millón en 2021).

Campión ha destacado el compromiso de la Mancomunidad con la sostenibilidad, un empeño que marca todas las actuaciones de la entidad a la hora de prestar los servicios encomendados y ha repasado las apuestas abordadas desde que asumiera la presidencia en septiembre de 2019. 
Hay que recordar que la MCP y su sociedad de gestión ‘Servicios de la Comarca de Pamplona’ (SCPSA) llevan calculando y verificando su Huella de Carbono desde 2014. Desde entonces, han implementado medidas para su reducción. Gracias a ello, ha señalado Campión, en 2020 se ha llegado a alcanzar una disminución de emisiones de un 28% respecto del año base (2014). Esta huella de carbono de MCP/SPSA ha sido verificada y certificada por entidades independientes y permite la inscripción en el Registro Nacional de Huella de Carbono. A ello se suma que el pasado mes de febrero la MCP aprobó su 'Estrategia de Cambio Climático y Energía 2020-2030' con el objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono en el año 2030, adelantándose en 20 años al objetivo europeo.

El presidente de la Mancomunidad ha afirmado que “este compromiso tan irrenunciable como complejo ha traído a la organización una nueva forma de entender la prestación de los servicios, con una visión global de todas sus áreas de actuación y que afecta tanto a su sociedad SCPSA, como a la empresas colaboradoras y proveedoras”. Entre los retos más importantes, Campión ha señalado la separación de la materia orgánica de los residuos mediante el 5º contenedor y el nuevo sistema de apertura de contenedores y el proyecto del nuevo centro ambiental de la Comarca de Pamplona (Noáin- Elorz) para el tratamiento de los residuos. 

Asimismo, ha mencionado la movilidad sostenible mediante la eliminación progresiva del uso de gasoil en las flotas del transporte urbano, los camiones de recogida de residuos y los vehículos de la propia Mancomunidad. Además, en esta materia ha señalado la potenciación de modos de transporte sostenibles a través del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUSCP).

AGUA Y PARQUE FLUVIAL

David Campión ha desgranado las actuaciones desarrolladas en estos dos años en la Mancomunidad comenzando con el Ciclo Integral del Agua, un servicio en el que desde 2016 la totalidad de la energía eléctrica consumida es de origen renovable. Así, además de la generación de energía hidroeléctrica en las centrales de las Estaciones de Tratamiento de Agua Potable (Egillor y Urtasun) y en el embalse de Eugi, cabe destacar la caldera de biomasa instalada en la ETAP de Urtasun, la bomba de calor de la ETAP de Egillor a partir de agua del manantial de Arteta y, en esta misma estación de tratamiento, la cubierta con aprovechamiento fotovoltáico.

En referencia a la depuración de aguas residuales, Campión ha mencionado la puesta en marcha de una planta piloto de secado solar de lodos en la estación depuradora de aguas de Arazuri. Este novedoso proceso, cuyos resultados se estudiarán para aplicarlo de forma extensiva a todos los lodos, permite el secado de lodos de forma sencilla y económica mediante la evaporación del agua contenida en los lodos a través de la energía del sol. Este proceso favorece una importante reducción del volumen y el peso del material obtenido, lo que favorece la reducción de CO2 al hacer mucho más eficiente su transporte.

En referencia a la flota de vehículos pesados del Ciclo Integral del Agua, en febrero de este año fue puesta en servicio la nueva estación de suministro de gas natural para vehículos del Centro de Mantenimiento de Redes e Instalaciones de la entidad. Esta `gasinera` abastece a los 10 vehículos impulsados con gas (6 camiones y 4 furgonetas) pertenecientes al servicio del Ciclo Integral del Agua, una cifra que irá creciendo conforme se vaya realizando la renovación de la flota.

Además, la política de sustitución del gasoil por gas natural en los autobuses, camiones de recogida y vehículos pesados del CIA tiene como objetivo que pasen a consumir gas de origen renovable pues se aprovechará el biometano obtenido a partir de los residuos orgánicos. 
Por último, en este periodo se han ejecutado un importante número de infraestructuras en pequeños pueblos para dotarles de abastecimiento y saneamiento. “Es totalmente imprescindible que se siga invirtiendo en los pequeños pueblos para mejorar sus condiciones de vida y devolver, de alguna manera, los servicios ecosistemicos que prestan a la sociedad urbana” ha precisado Campión.

En relación con el Parque Fluvial de la Comarca, el presidente de la Mancomunidad ha recordado que desde este mes de marzo el meandro de Areatzea (Huarte) es el primer sumidero de CO2 de Navarra y ha sido registrado en el Ministerio de Transición Ecológica junto a otros 64 espacios naturales de todo el Estado. Se trata de un paraje situado en la margen izquierda del río Arga, en el municipio de Huarte, que había sido sometido a graves afecciones durante los años 2004 y 2005 al ser utilizado como vertedero de materiales procedentes de las obras de ampliación del vecino polígono de Areta. El proceso de recuperación del meandro ha incluido una plantación según los criterios establecidos por el Ministerio de Transición Ecológica (superficie, pies/hectárea de plantación...) La creación del nuevo bosque tiene una previsión de absorción de 503 toneladas de CO2 en 30 años. Cabe señalar que la MCP continúa explorando otros proyectos a realizar en la Comarca de Pamplona como la creación de pastizales permanentes y la protección del entorno de humedales. A tal efecto se halla en conversaciones con dicho Ministerio.

Asimismo se ha ampliado el paseo como eje de movilidad sostenible en el Arga (5,5 km de de Arazuri a Ibero), se ha iniciado la adecuación del tramo de ‘Bicimugi’ (11,6 km entre Huarte y Ustárroz) y también se encuentra en ejecución el proyecto del paseo del Elorz con 6 km (términos de Cizur Menor, Esquíroz y Salinas).

TUC Y MOVILIDAD SOSTENIBLE

En el ámbito de la movilidad sostenible, un gran reto de la Mancomunidad y sociedad de gestión es la eliminación progresiva del gasoil en todas sus flotas, y su sustitución por combustibles no contaminantes, tanto de gas natural de origen renovable como electricidad.

David Campión ha recordado que desde 2015 la flota de vehículos del Transporte Urbano Comarcal, la de recogida de residuos, los vehículos del Ciclo Integral del Agua y los de las actividades de la plantilla de MCP/SCPSA, han emprendido una progresiva transformación hacia energías menos contaminantes que se espera concluir por completo en 2030. 

En el caso del Transporte Urbano Comarcal, ha destacado que en 2019 se implantó en Pamplona la primera línea 100% eléctrica de España (la línea 9 ‘Renfe – Universidad Pública de Navarra’) operada íntegramente con seis autobuses eléctricos y que forma parte del proyecto europeo H2020 STARDUST.

Además, desde 2015 se ha producido la incorporación de 56 autobuses híbridos, lo que en 2020 han llevado a una disminución en el consumo de casi 482.000 litros de gasoil, lo que ha significado la reducción de 1.180 toneladas de C02. Cabe señalar que con la incorporación de los nuevos vehículos del Transporte Urbano Comarcal realizada el pasado mes de julio la flota cuenta con 149 vehículos de los cuales 66 son híbridos y 6 eléctricos, lo que supone que el 45% de la flota es ambientalmente eficiente. Se ha aprovechado también la oportunidad que ofrecen los fondos NEXTG, incluyendo la compra de 20 autobuses eléctricos y sus infraestructuras de carga en un proyecto presentado hace escasamente un mes.
Con la sustitución del gasoil por gas natural en los vehículos medios y pesados, la MCP elimina por completo el perjuicio sobre la salud humana, ya que el gas natural implica una combustión limpia, sin componentes tóxicos. El resto de los vehículos ligeros de SCPSA están siendo sustituidos desde 2017 por vehículos 100% eléctricos. En 2020 supuso el ahorro de más de 12.000 litros de gasolina y la consiguiente reducción de emisiones de C02.

Continuando con la movilidad sostenible, se ha hecho alusión al Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUSC) promovido por la Mancomunidad y cuya redacción finalizó en el año 2019. En él, tras un ambicioso proceso de participación en todos los municipios integrados, se proponen diversas medidas orientadas a potenciar la movilidad sostenible mediante el fomento de la movilidad peatonal, el uso de la bicicleta y el transporte público en la Comarca de Pamplona. En el último mes se ha rubricado el plan por tres de las cuatro administraciones que faltaban por hacerlo, quedando solo la Cendea de Cizur por firmar el acuerdo. Este PMUS ha permitido optar a la captación de unos 16 millones de euros de fondos europeos en la Comarca en este año 2021.

RESIDUOS

David Campión ha destacado que la reducción en la generación de residuos, su reutilización, la recogida separada y el aprovechamiento posterior, son en los últimos años los grandes retos que afronta la Comarca de Pamplona. Así, para conseguir los objetivos previstos, además de la implicación de todas las instituciones, es imprescindible la colaboración ciudadana, “ya que los hogares son el primer eslabón de la compleja cadena que nos llevará hacia la economía circular y la obtención de recursos tras el tratamiento de los residuos. Por ello son numerosas las campañas y actividades de sensibilización que se realizan de forma permanente”, ha explicado Campión.

Tras la implantación inicial del contenedor de materia orgánica, que concluyó en el año 2016, se pudo observar que el índice de separación de este recurso no superaba el 15% de toda la materia orgánica generada. Esto era insuficiente para alcanzar los objetivos que nos marca el Plan de Residuos de Navarra: un 50% de la materia orgánica debe recogerse de forma separada en el año 2022 y un 70% en 2027. Hay que recordar que la materia orgánica supone cerca del 40% los residuos que se generan en los hogares y es el residuo urbano más contaminante. Así pues, la recogida separada de esta fracción es esencial para avanzar hacia una Comarca medioambientalmente sostenible.

El año 2018 la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona testó la implantación de un nuevo sistema de apertura de contenedores (materia orgánica y fracción resto) mediante una prueba piloto en Azpilagaña y Nuevo Artica. Tras el estudio de todas las alternativas posibles y el análisis de otras experiencias en diferentes ciudades europeas, se concluyó el que el sistema de apertura con tarjeta inteligente asociada a los hogares era la forma más eficaz para alcanzar los objetivos de separación de la materia orgánica dentro del plazo disponible.

Los resultados han sido los previstos, ya que la recogida separada de materia orgánica alcanza ya el 52% y los residuos depositados en la fracción resto se han reducido a la mitad. Por otro lado, se continúa desarrollando el compostaje doméstico y comunitario en toda el área rural de la Comarca de Pamplona. En el año 2020 eran ya 3.421 domicilios participantes en el ámbito doméstico y 700 viviendas colaborando en los puntos de compostaje comunitario.

Con ambas acciones, esa materia orgánica recogida ya no fue al vertedero, sino que fue tratada en plantas de compostaje o se recicló en compostaje doméstico y comunitario, lo que supuso que en 2020 se dejaron de emitir casi 5.343 toneladas de C02.

Tras estos resultados se ha iniciado ya la implantación del nuevo sistema de apertura de contenedores en toda la zona urbana de la Comarca de Pamplona, en un proceso que culminará en 2023. Pero la recogida separada es solo una de las medidas necesarias para la adecuada gestión de los residuos. Es imprescindible completar la gestión disponiendo de una planta de tratamiento que permita obtener de los residuos separados y depositados correctamente todo su potencial energético y de reciclaje. 

Por consiguiente, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona va a llevar a cabo la construcción del nuevo Centro Ambiental de la Comarca de Pamplona (CACP), convirtiéndose en un moderno centro de tratamiento integral de los residuos urbanos, que se espera tener concluido y en funcionamiento en 2024. A partir de ese momento, se conseguirá un tratamiento del 100% de los residuos urbanos de la Comarca (actualmente solo alcanza un 44%), y reducir los materiales que se destinan al vertedero hasta el 35%, en comparación con el 60% actual. Además, de esta manera MCP/SCPSA se estará preparando para cumplir el objetivo establecido en 2035 de vertido cero (máximo del 10%).

 

Residuos
13/09/2021

La MCP comienza el despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores

Este otoño el nuevo sistema se implantará en Mendillorri, Sarriguren, Ensanches, Beloso, Lezkairu, Erripagaña, Arrosadía y Mutilva.

Tras la experiencia piloto llevada a cabo en Azpilagaña y Nuevo Artica desde 2018, la Mancomunidad iniciará los próximos días el despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores a toda la Comarca. Una vez finalizado, a mediados de 2023, dará servicio a 356.000 habitantes (94% de la población). 

La implantación del nuevo sistema, que en una primera etapa se extenderá hasta noviembre de este año, se ha dado a conocer en una rueda de prensa llevada a cabo esta mañana, en la que han estado presentes el presidente de la MCP, David Campión, el director-gerente de SCPSA, Alfonso Amorena y el director de comunicación de SCPSA, Arturo Ruiz de Azagra.

El cambio de sistema tiene como objetivo el incremento en la separación en origen de la materia orgánica de los residuos que representa el 34% del total de los residuos generados (50.300 T. de un total de 150.000 T. en 2020). También se pretende reducir el número de impropios que se depositan en el resto de los contenedores, especialmente en el de fracción resto.

David Campión ha señalado que el proyecto presentado hoy es de los más importantes que ha planteado la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona en el área de residuos. “Va a ser una acción pionera en el Estado tanto por su innovación como por el número de personas usuarias que van a estar implicadas” ha comentado el presidente de la MCP. 

Inicialmente, el nuevo sistema comenzará a extenderse este otoño en Mendillorri y Sarriguren (fase 1), Ensanche y Beloso (fase 2) y Lezkairu – Erripagaña – Arrosadía - Mutilva (fase 3). Hasta mediados de 2023 continuará el despliegue por otros barrios de Pamplona y municipios de la Comarca. Al final del proceso se habrán repartido 350.000 tarjetas en 175.000 domicilios y establecimientos y se habrán sustituido 4.325 contenedores.

La implantación del sistema implica la sustitución de la llave actual universal y anónima de apertura del contenedor marrón de materia orgánica y del contenedor de resto (con tapa gris a partir de ahora) por una tarjeta electrónica o app móvil asociadas a cada dirección que permitirán registrar los datos de su utilización con el objetivo de obtener datos de utilización para poder realizar acciones de comunicación más precisas y orientadas a zonas concretas.

Tanto el contenedor para materia orgánica como el contenedor para resto (a partir de ahora con tapa gris) contarán con pedal para facilitar la apertura. La tarjeta o la app permitirá abrir todos los contenedores de la fracción “orgánica” (marrón) y de la fracción “resto” (gris) cualquier día de la semana.

Mientras los contenedores de todas las zonas que se vayan sumando al nuevo sistema se podrán abrir tanto con tarjeta como con app móvil, los buzones de la recogida neumática de momento sólo se podrán abrir con tarjeta.

Obtención de tarjetas para la apertura de contenedores

Las tarjetas serán proporcionadas por personal de la MCP que, mediante visitas domiciliarias, entregará dos tarjetas electrónicas en cada domicilio. Cualquier persona que quiera solicitar su tarjeta o comunicar cualquier incidencia (rotura o pérdida de la tarjeta) deberá cumplimentar el siguiente formulario. Asimismo, para resolver cualquier duda se podrá llamar al teléfono 948 42 32 42, de lunes a viernes y de 7:30 a 18:00 h.

Las nuevas tarjetas para la apertura de contenedores serán multiservicio y servirán también como tarjetas anónimas del Transporte Urbano Comarcal y podrán ser recargadas en cualquier punto de recarga de tarjetas de transporte y a través de la app “Recarga TUC”. Hay que señalar que la primera carga en cada tarjeta de residuos deberá hacerse en un punto de recarga y no podrá realizarse a través de la app de recarga TUC. 

Por otra parte, cabe destacar que las tarjetas TUC personalizadas también servirán para la apertura de contenedores. Para ello, habrá que solicitar la activación de esa función en la tarjeta cumplimentando el siguiente formulario.

Como ya ocurre en Azpilagaña y en Nuevo Artica, para abrir los contenedores habrá que pulsar en el botón de encendido, acercar la tarjeta al sensor y, una vez desbloqueada la apertura, se podrá abrir la tapa pisando el pedal del contenedor.

Obtención de app móvil para la apertura de contenedores

Los contenedores de materia orgánica y los contenedores de resto también se podrán abrir mediante app móvil. Para ello será necesario descargar la aplicación ‘SIGMA MCP’ en Google Play (Android) o en App Store (IOS). 

Para activar la cuenta habrá que introducir el usuario y contraseña que figurarán en el documento que se habrá recibido en cada domicilio o establecimiento. Se podrá compartir la cuenta hasta con otras cuatro personas del mismo domicilio o establecimiento compartiendo un enlace o un código QR a través de la propia App

Tal como se ha explicado en la presentación de esta mañana, para abrir el contenedor con la app móvil habrá que escanear el QR del contenedor o elegir el símbolo del contenedor en la pantalla del móvil cuando la persona se encuentre a menos de un metro y medio del contenedor. Una vez desbloqueada la apertura, se podrá abrir la tapa pisando el pedal del contenedor.

La mayor acción de comunicación

En la presentación de esta mañana también se ha explicado la campaña de comunicación asociada al nuevo sistema que desde hoy mismo se pone en marcha. El director de Comunicación, Arturo Ruiz de Azagra, ha destacado que esta campaña es la de mayor envergadura que se ha realizado en la Mancomunidad, tras la implantación de la recogida separada. 

Cada fase de implantación contará con 6 etapas que se irán solapando. En la primera de ellas, de una semana de duración, se realizará el envío de cartas informativas. Posteriormente, durante dos semanas, se realizará el reparto de tarjetas y de los códigos de acceso a la app en el caso de los contenedores mediante visitas domiciliarias; más tarde, durante otras dos semanas, se habilitarán puntos informativos en las zonas para que las personas que no han podido recibir a los informadores puedan recoger sus tarjetas y resolver dudas. Las tarjetas que no hayan podido ser entregadas en estas dos acciones serán entregadas mediante buzoneo.

En esta primera acción, que se extenderá hasta final de año, se colocarán los contenedores de Mendillorri y Sarriguren (18 de octubre), Ensanches y Beloso (1 de noviembre) y Lezkairu, Arrosadía, Erripagaña y Multilva (15 de noviembre). En este último caso, mediante la puesta en marcha de la recogida neumática.

El resto de etapas consistirán en la presencia de informadores en los puntos de contenedores y el envío de cartas informando de los resultados de recogida separada.

Para para llevar a cabo esta campaña se contará con un equipo de 70 personas informadoras que realizarán las visitas domiciliarias, atención de puntos informativos y presencia en los puntos de contenedores.

Toda la información del cambio de sistema y los datos actualizados de fechas y lugares de implantación y de ubicaciones y horarios de los puntos informativos puede conocerse a través de este enlace.

Asimismo, se hará una acción de comunicación en colaboración con el Fondo de Residuos del Gobierno de Navarra para evitar el abandono de bolsas y residuos en la calle. Folletos como este se entregarán a la ciudadanía.

2013-2016: La implantación del 5º contenedor

En la presentación de esta mañana se ha recordado que entre 2013 y 2016 la Mancomunidad desplegó en toda la Comarca de Pamplona el 5º contenedor para depositar la materia orgánica separada en origen en los hogares y establecimientos. El objetivo era alcanzar, en un plazo razonable, el 50% del total generado. Los contenedores se abrían con llaves que fueron suministradas a aquellos hogares que manifestaron su deseo de participar en la separación. No obstante, la cantidad de materia orgánica recogida ha estado siempre muy alejada del objetivo inicialmente previsto. En 2020 solo se recogió mediante el 5º contenedor un 17% de la materia orgánica generada.

Por otra parte, el Plan de Residuos de Navarra 2017-2027 marcó como objetivos una separación en origen de la materia orgánica del 50% en 2022 (con un límite adicional del 20% de impropios) y del 70% en 2027 (con un límite adicional del 10% de impropios).

2018: Prueba piloto en Azpilagaña y Nuevo Artica

Para mejorar el sistema y los resultados, se analizaron los métodos utilizados en varios países para conseguir una alta separación en origen de la fracción orgánica en entornos urbanos con características sociodemográficas similares a las de la Comarca de Pamplona. Las ciudades estudiadas fueron Brescia e Imola en Italia, Amberes en Bégica y Lubiana en Eslovenia, además de la Mancomunidad de Sasieta en Guipúzcoa. Tras examinar estos casos, se decidió realizar una prueba piloto en dos áreas diferentes de la Comarca, Azpilagaña y Nuevo Artica, que se inició en 2018. Se instalaron contenedores de materia orgánica y de fracción resto con apertura mediante tarjeta electrónica asociada al domicilio-establecimiento y con registro de aperturas.  

Los resultados fueron positivos: si antes de la implantación del sistema de tarjetas la materia orgánica no superaba el 17%, según el último estudio de caracterización (marzo 2021) se alcanzó un 64% en Azpilagaña y un 43% en Nuevo Artica, lo que supone una media del 52% en ambas áreas. Además, se ha registrado un incremento en la recogida separada de envases y de papel y cartón, así como una reducción del 50% en el peso de la fracción de resto, lo que significa que se está llevando al vertedero un 50% menos de residuos sin tratar. 

Tras los resultados positivos de la experiencia piloto, y los estudios del resto de ciudades en los que este sistema estaba implantado, la Mancomunidad adoptó la decisión de llevar a cabo el despliegue general de este sistema a la totalidad del área urbana consolidada de la Comarca, que finalizará en 2023.

Residuos
09/02/2021

En 2020 la Mancomunidad recuperó 58.934 t de residuos, una cantidad igual a la del año anterior

La recogida separada de materia orgánica ha descendido un 2,4% mientras la recuperación ha aumentado al 18,2%

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona recogió durante 2020 un total de 149.093 toneladas de residuos, lo que supuso un descenso del 1,10% respecto a las 150.751 toneladas recogidas durante el año anterior. Este ligero descenso se debe fundamentalmente a la disminución de la actividad comercial debido a la pandemia. Hay que recordar que la situación creada por el estado de alarma decretado en marzo de 2020 supuso adoptar todas las medidas de prevención necesarias en la recogida de residuos, llegando en algunos casos a la suspensión de servicios como la recogida domiciliaria de voluminosos, los puntos limpios o la recogida de vidrio en hostelería.

En lo referente a la recuperación de residuos, la cantidad recuperada fue de 58.934 toneladas, un 0,06% menos que en el año anterior cuando se recuperaron 58.968 t. La cantidad recuperada en 2020 supuso un 39,5% del total generado, índice ligeramente superior al 39,1% alcanzado en 2019. 

De entre todas las recogidas separadas destaca la recogida de envases que con 9.886 toneladas aumenta un 7,5% respecto al pasado año y alcanza el mayor nivel desde que en 2004 fueron instalados los contenedores amarillos dedicados a esta fracción.

La recuperación de vidrio, con 9.283 toneladas y de papel-cartón con 17.579 t, han supuesto descensos frente a las cantidades recuperadas en 2019 (bajadas del 6,34% y de 2,53% respectivamente). En ambos casos se ha debido a la reducción de la actividad hostelera y comercial. Sin embargo, hay que señalar que la recogida de los dos materiales ha aumentado en el ámbito doméstico. 

La mayor cantidad recuperada corresponde a los biorresiduos con 21.116 toneladas (materia orgánica del contenedor marrón, restos de jardinería y compostaje doméstico-comunitario). Cabe destacar que en 2020 se recogieron 8.745 toneladas de materia orgánica del quinto contenedor, 219 menos que en 2019, lo que ha supuesto un descenso del 2,44%. Sin embargo, el porcentaje de recuperación sobre lo generado ha aumentado del 17,7% en 2019 al 18,2% en 2020. En consecuencia, aún se está lejos de los objetivos marcados por la Ley de Residuos de Navarra. 

No obstante, en 2021 se extenderá a todo el área metropolitana la apertura con tarjeta de los contenedores de materia orgánica y resto, lo que permitirá extrapolar los buenos resultados de la prueba piloto de recogida selectiva de residuos que se lleva a cabo en Azpilagaña y Nuevo Artica desde junio de 2018. Hay que recordar que en esta prueba el peso de los residuos retirados a través del contenedor marrón se ha incrementado en más de un 400%. La extrapolación de estas experiencias al resto de la Comarca de Pamplona permitiría alcanzar las exigencias de la Ley de Residuos de Navarra de 2018.

En relación con el compostaje doméstico hay que destacar el seguimiento que se ha hecho de las personas participantes inscritas en campañas anteriores, reforzando la práctica del autocompostaje y solventando problemas del proceso. Durante 2020, a pesar de ser un año especial, se han inscrito 111 nuevas familias, lo que supone un total acumulado de 3.421 domicilios participantes. Entre todos ellos se estima que se han gestionado 2.483 toneladas de residuos orgánicos (residuos de cocina y restos verdes de huertas y/o jardines).

En el caso del compostaje comunitario participaron 700 viviendas en 43 áreas de compostaje y se estima que gestionaron un total de 229 t de residuos. Cabe señalar que 795 familias optaron por la autogestión de los residuos orgánicos mediante recursos propios, gestionando un total de 331 t de residuos. Hay que destacar las dos nuevas áreas de compostaje comunitario en el barrio de San Jorge, inauguradas en diciembre, que se han sumado a las tres ya existentes.

En relación con la actividad de los puntos limpios (fijos y móviles) se sumó un total de 213.372 visitas, lo que supuso un descenso del 7,92% respecto al año anterior. En cuanto al número de depósitos realizados, se alcanzó la cifra de 417.807, lo que significó una reducción del 10,13%. Como se ha señalado, en este descenso es significativo el cierre de estos puntos limpios en diferentes episodios por la pandemia. 

Como se sabe, Traperos de Emaús realiza por contrato las recogidas de voluminosos a domicilio, ropa y vidrio puerta a puerta en bares. En total, en 2020 recogieron 7.221 toneladas, de las que se reutilizaron y recuperaron un total de 5.386 t lo que supone un 74,59% del total. Como en el caso anterior, este servicio estuvo suspendido durante el estado de alarma entre los días 17 de marzo y 15 de junio. 

Asimismo, destaca el incremento de la recogida de ropa, calzado y material textil en contenedores específicos que alcanzó las 1.020 toneladas, lo que ha supuesto un aumento del 48% respecto a las 688 t recogidas el año anterior. Hay que recordar que en junio de 2020 la MCP instaló 95 nuevos contenedores en 14 localidades y 17 barrios de Pamplona que se sumaban a los 97 ya existentes desde 2017.

Por último, cabe recordar que se siguen dando pasos para la implantación de un nuevo centro de tratamiento de residuos urbanos para la Comarca de Pamplona en la Ciudad del Transporte en el municipio de Noáin-Valle de Elorz. La puesta en servicio de este centro, prevista para el año 2024, permitirá una mayor recuperación de residuos al objeto de dar cumplimiento a la Ley de Residuos de Navarra.

Páginas

Suscribirse a RSS - materia orgánica