Mancomunidad de la Comarca de Pamplona

Mancomunidad de la Comarca de Pamplona

materia orgánica

Hondakinak
2021/09/13

La MCP comienza el despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores

Este otoño el nuevo sistema se implantará en Mendillorri, Sarriguren, Ensanches, Beloso, Lezkairu, Erripagaña, Arrosadía y Mutilva.

Tras la experiencia piloto llevada a cabo en Azpilagaña y Nuevo Artica desde 2018, la Mancomunidad iniciará los próximos días el despliegue del sistema de apertura electrónica de contenedores a toda la Comarca. Una vez finalizado, a mediados de 2023, dará servicio a 356.000 habitantes (94% de la población). 

La implantación del nuevo sistema, que en una primera etapa se extenderá hasta noviembre de este año, se ha dado a conocer en una rueda de prensa llevada a cabo esta mañana, en la que han estado presentes el presidente de la MCP, David Campión, el director-gerente de SCPSA, Alfonso Amorena y el director de comunicación de SCPSA, Arturo Ruiz de Azagra.

El cambio de sistema tiene como objetivo el incremento en la separación en origen de la materia orgánica de los residuos que representa el 34% del total de los residuos generados (50.300 T. de un total de 150.000 T. en 2020). También se pretende reducir el número de impropios que se depositan en el resto de los contenedores, especialmente en el de fracción resto.

David Campión ha señalado que el proyecto presentado hoy es de los más importantes que ha planteado la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona en el área de residuos. “Va a ser una acción pionera en el Estado tanto por su innovación como por el número de personas usuarias que van a estar implicadas” ha comentado el presidente de la MCP. 

Inicialmente, el nuevo sistema comenzará a extenderse este otoño en Mendillorri y Sarriguren (fase 1), Ensanche y Beloso (fase 2) y Lezkairu – Erripagaña – Arrosadía - Mutilva (fase 3). Hasta mediados de 2023 continuará el despliegue por otros barrios de Pamplona y municipios de la Comarca. Al final del proceso se habrán repartido 350.000 tarjetas en 175.000 domicilios y establecimientos y se habrán sustituido 4.325 contenedores.

La implantación del sistema implica la sustitución de la llave actual universal y anónima de apertura del contenedor marrón de materia orgánica y del contenedor de resto (con tapa gris a partir de ahora) por una tarjeta electrónica o app móvil asociadas a cada dirección que permitirán registrar los datos de su utilización con el objetivo de obtener datos de utilización para poder realizar acciones de comunicación más precisas y orientadas a zonas concretas.

Tanto el contenedor para materia orgánica como el contenedor para resto (a partir de ahora con tapa gris) contarán con pedal para facilitar la apertura. La tarjeta o la app permitirá abrir todos los contenedores de la fracción “orgánica” (marrón) y de la fracción “resto” (gris) cualquier día de la semana.

Mientras los contenedores de todas las zonas que se vayan sumando al nuevo sistema se podrán abrir tanto con tarjeta como con app móvil, los buzones de la recogida neumática de momento sólo se podrán abrir con tarjeta.

Obtención de tarjetas para la apertura de contenedores

Las tarjetas serán proporcionadas por personal de la MCP que, mediante visitas domiciliarias, entregará dos tarjetas electrónicas en cada domicilio. Cualquier persona que quiera solicitar su tarjeta o comunicar cualquier incidencia (rotura o pérdida de la tarjeta) deberá cumplimentar el siguiente formulario. Asimismo, para resolver cualquier duda se podrá llamar al teléfono 948 42 32 42, de lunes a viernes y de 7:30 a 18:00 h.

Las nuevas tarjetas para la apertura de contenedores serán multiservicio y servirán también como tarjetas anónimas del Transporte Urbano Comarcal y podrán ser recargadas en cualquier punto de recarga de tarjetas de transporte y a través de la app “Recarga TUC”. Hay que señalar que la primera carga en cada tarjeta de residuos deberá hacerse en un punto de recarga y no podrá realizarse a través de la app de recarga TUC. 

Por otra parte, cabe destacar que las tarjetas TUC personalizadas también servirán para la apertura de contenedores. Para ello, habrá que solicitar la activación de esa función en la tarjeta cumplimentando el siguiente formulario.

Como ya ocurre en Azpilagaña y en Nuevo Artica, para abrir los contenedores habrá que pulsar en el botón de encendido, acercar la tarjeta al sensor y, una vez desbloqueada la apertura, se podrá abrir la tapa pisando el pedal del contenedor.

Obtención de app móvil para la apertura de contenedores

Los contenedores de materia orgánica y los contenedores de resto también se podrán abrir mediante app móvil. Para ello será necesario descargar la aplicación ‘SIGMA MCP’ en Google Play (Android) o en App Store (IOS). 

Para activar la cuenta habrá que introducir el usuario y contraseña que figurarán en el documento que se habrá recibido en cada domicilio o establecimiento. Se podrá compartir la cuenta hasta con otras cuatro personas del mismo domicilio o establecimiento compartiendo un enlace o un código QR a través de la propia App

Tal como se ha explicado en la presentación de esta mañana, para abrir el contenedor con la app móvil habrá que escanear el QR del contenedor o elegir el símbolo del contenedor en la pantalla del móvil cuando la persona se encuentre a menos de un metro y medio del contenedor. Una vez desbloqueada la apertura, se podrá abrir la tapa pisando el pedal del contenedor.

La mayor acción de comunicación

En la presentación de esta mañana también se ha explicado la campaña de comunicación asociada al nuevo sistema que desde hoy mismo se pone en marcha. El director de Comunicación, Arturo Ruiz de Azagra, ha destacado que esta campaña es la de mayor envergadura que se ha realizado en la Mancomunidad, tras la implantación de la recogida separada. 

Cada fase de implantación contará con 6 etapas que se irán solapando. En la primera de ellas, de una semana de duración, se realizará el envío de cartas informativas. Posteriormente, durante dos semanas, se realizará el reparto de tarjetas y de los códigos de acceso a la app en el caso de los contenedores mediante visitas domiciliarias; más tarde, durante otras dos semanas, se habilitarán puntos informativos en las zonas para que las personas que no han podido recibir a los informadores puedan recoger sus tarjetas y resolver dudas. Las tarjetas que no hayan podido ser entregadas en estas dos acciones serán entregadas mediante buzoneo.

En esta primera acción, que se extenderá hasta final de año, se colocarán los contenedores de Mendillorri y Sarriguren (20 de octubre), Ensanches y Beloso (1 de noviembre) y Lezkairu, Arrosadía, Erripagaña y Multilva (15 de noviembre). En este último caso, mediante la puesta en marcha de la recogida neumática.

El resto de etapas consistirán en la presencia de informadores en los puntos de contenedores y el envío de cartas informando de los resultados de recogida separada.

Para para llevar a cabo esta campaña se contará con un equipo de 70 personas informadoras que realizarán las visitas domiciliarias, atención de puntos informativos y presencia en los puntos de contenedores.

Toda la información del cambio de sistema y los datos actualizados de fechas y lugares de implantación y de ubicaciones y horarios de los puntos informativos puede conocerse a través de la web www.mcp.es

2013-2016: La implantación del 5º contenedor

En la presentación de esta mañana se ha recordado que entre 2013 y 2016 la Mancomunidad desplegó en toda la Comarca de Pamplona el 5º contenedor para depositar la materia orgánica separada en origen en los hogares y establecimientos. El objetivo era alcanzar, en un plazo razonable, el 50% del total generado. Los contenedores se abrían con llaves que fueron suministradas a aquellos hogares que manifestaron su deseo de participar en la separación. No obstante, la cantidad de materia orgánica recogida ha estado siempre muy alejada del objetivo inicialmente previsto. En 2020 solo se recogió mediante el 5º contenedor un 17% de la materia orgánica generada.

Por otra parte, el Plan de Residuos de Navarra 2017-2027 marcó como objetivos una separación en origen de la materia orgánica del 50% en 2022 (con un límite adicional del 20% de impropios) y del 70% en 2027 (con un límite adicional del 10% de impropios).

2018: Prueba piloto en Azpilagaña y Nuevo Artica

Para mejorar el sistema y los resultados, se analizaron los métodos utilizados en varios países para conseguir una alta separación en origen de la fracción orgánica en entornos urbanos con características sociodemográficas similares a las de la Comarca de Pamplona. Las ciudades estudiadas fueron Brescia e Imola en Italia, Amberes en Bégica y Lubiana en Eslovenia, además de la Mancomunidad de Sasieta en Guipúzcoa. Tras examinar estos casos, se decidió realizar una prueba piloto en dos áreas diferentes de la Comarca, Azpilagaña y Nuevo Artica, que se inició en 2018. Se instalaron contenedores de materia orgánica y de fracción resto con apertura mediante tarjeta electrónica asociada al domicilio-establecimiento y con registro de aperturas.  

Los resultados fueron positivos: si antes de la implantación del sistema de tarjetas la materia orgánica no superaba el 17%, según el último estudio de caracterización (marzo 2021) se alcanzó un 64% en Azpilagaña y un 43% en Nuevo Artica, lo que supone una media del 52% en ambas áreas. Además, se ha registrado un incremento en la recogida separada de envases y de papel y cartón, así como una reducción del 50% en el peso de la fracción de resto, lo que significa que se está llevando al vertedero un 50% menos de residuos sin tratar. 

Tras los resultados positivos de la experiencia piloto, y los estudios del resto de ciudades en los que este sistema estaba implantado, la Mancomunidad adoptó la decisión de llevar a cabo el despliegue general de este sistema a la totalidad del área urbana consolidada de la Comarca, que finalizará en 2023.

Hondakinak
2021/02/09

En 2020 la Mancomunidad recuperó 58.934 t de residuos, una cantidad igual a la del año anterior

La recogida separada de materia orgánica ha descendido un 2,4% mientras la recuperación ha aumentado al 18,2%

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona recogió durante 2020 un total de 149.093 toneladas de residuos, lo que supuso un descenso del 1,10% respecto a las 150.751 toneladas recogidas durante el año anterior. Este ligero descenso se debe fundamentalmente a la disminución de la actividad comercial debido a la pandemia. Hay que recordar que la situación creada por el estado de alarma decretado en marzo de 2020 supuso adoptar todas las medidas de prevención necesarias en la recogida de residuos, llegando en algunos casos a la suspensión de servicios como la recogida domiciliaria de voluminosos, los puntos limpios o la recogida de vidrio en hostelería.

En lo referente a la recuperación de residuos, la cantidad recuperada fue de 58.934 toneladas, un 0,06% menos que en el año anterior cuando se recuperaron 58.968 t. La cantidad recuperada en 2020 supuso un 39,5% del total generado, índice ligeramente superior al 39,1% alcanzado en 2019. 

De entre todas las recogidas separadas destaca la recogida de envases que con 9.886 toneladas aumenta un 7,5% respecto al pasado año y alcanza el mayor nivel desde que en 2004 fueron instalados los contenedores amarillos dedicados a esta fracción.

La recuperación de vidrio, con 9.283 toneladas y de papel-cartón con 17.579 t, han supuesto descensos frente a las cantidades recuperadas en 2019 (bajadas del 6,34% y de 2,53% respectivamente). En ambos casos se ha debido a la reducción de la actividad hostelera y comercial. Sin embargo, hay que señalar que la recogida de los dos materiales ha aumentado en el ámbito doméstico. 

La mayor cantidad recuperada corresponde a los biorresiduos con 21.116 toneladas (materia orgánica del contenedor marrón, restos de jardinería y compostaje doméstico-comunitario). Cabe destacar que en 2020 se recogieron 8.745 toneladas de materia orgánica del quinto contenedor, 219 menos que en 2019, lo que ha supuesto un descenso del 2,44%. Sin embargo, el porcentaje de recuperación sobre lo generado ha aumentado del 17,7% en 2019 al 18,2% en 2020. En consecuencia, aún se está lejos de los objetivos marcados por la Ley de Residuos de Navarra. 

No obstante, en 2021 se extenderá a todo el área metropolitana la apertura con tarjeta de los contenedores de materia orgánica y resto, lo que permitirá extrapolar los buenos resultados de la prueba piloto de recogida selectiva de residuos que se lleva a cabo en Azpilagaña y Nuevo Artica desde junio de 2018. Hay que recordar que en esta prueba el peso de los residuos retirados a través del contenedor marrón se ha incrementado en más de un 400%. La extrapolación de estas experiencias al resto de la Comarca de Pamplona permitiría alcanzar las exigencias de la Ley de Residuos de Navarra de 2018.

En relación con el compostaje doméstico hay que destacar el seguimiento que se ha hecho de las personas participantes inscritas en campañas anteriores, reforzando la práctica del autocompostaje y solventando problemas del proceso. Durante 2020, a pesar de ser un año especial, se han inscrito 111 nuevas familias, lo que supone un total acumulado de 3.421 domicilios participantes. Entre todos ellos se estima que se han gestionado 2.483 toneladas de residuos orgánicos (residuos de cocina y restos verdes de huertas y/o jardines).

En el caso del compostaje comunitario participaron 700 viviendas en 43 áreas de compostaje y se estima que gestionaron un total de 229 t de residuos. Cabe señalar que 795 familias optaron por la autogestión de los residuos orgánicos mediante recursos propios, gestionando un total de 331 t de residuos. Hay que destacar las dos nuevas áreas de compostaje comunitario en el barrio de San Jorge, inauguradas en diciembre, que se han sumado a las tres ya existentes.

En relación con la actividad de los puntos limpios (fijos y móviles) se sumó un total de 213.372 visitas, lo que supuso un descenso del 7,92% respecto al año anterior. En cuanto al número de depósitos realizados, se alcanzó la cifra de 417.807, lo que significó una reducción del 10,13%. Como se ha señalado, en este descenso es significativo el cierre de estos puntos limpios en diferentes episodios por la pandemia. 

Como se sabe, Traperos de Emaús realiza por contrato las recogidas de voluminosos a domicilio, ropa y vidrio puerta a puerta en bares. En total, en 2020 recogieron 7.221 toneladas, de las que se reutilizaron y recuperaron un total de 5.386 t lo que supone un 74,59% del total. Como en el caso anterior, este servicio estuvo suspendido durante el estado de alarma entre los días 17 de marzo y 15 de junio. 

Asimismo, destaca el incremento de la recogida de ropa, calzado y material textil en contenedores específicos que alcanzó las 1.020 toneladas, lo que ha supuesto un aumento del 48% respecto a las 688 t recogidas el año anterior. Hay que recordar que en junio de 2020 la MCP instaló 95 nuevos contenedores en 14 localidades y 17 barrios de Pamplona que se sumaban a los 97 ya existentes desde 2017.

Por último, cabe recordar que se siguen dando pasos para la implantación de un nuevo centro de tratamiento de residuos urbanos para la Comarca de Pamplona en la Ciudad del Transporte en el municipio de Noáin-Valle de Elorz. La puesta en servicio de este centro, prevista para el año 2024, permitirá una mayor recuperación de residuos al objeto de dar cumplimiento a la Ley de Residuos de Navarra.

Mankomunitatea
2020/07/23

La MCP ha reducido un 21,7% su huella de carbono desde 2014

El dato, correspondiente al ejercicio 2019, ha sido verificado y certificado por AENOR

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y su sociedad de gestión SCPSA han logrado reducir en 2019 su huella de carbono un 1,3% respecto a 2018, lo que supone una reducción del 21,7% desde 2014, año en el que se realizó el primer registro.

Esta huella de carbono ha sido verificada y certificada por AENOR y permite cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero que son liberados a la atmósfera como consecuencia de una actividad determinada. La cuantificación permite por lo tanto conocer el impacto que genera dicha actividad en el calentamiento global, convirtiendo de esta manera la huella de carbono en un primer paso fundamental para abordar la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. 

Para realizar el cálculo de su huella de carbono, la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona ha realizado un completo análisis del conjunto de sus instalaciones y servicios prestados con el fin de calcular cuál es volumen de emisiones de gases de efecto invernadero que se generan cada año por la prestación de sus servicios: Ciclo Integral del Agua, Recogida y Tratamiento de los Residuos Urbanos y Transporte Urbano Comarcal. 

Durante estos años la reducción de la huella de carbono ha sido constante, y ha pasado de 60.275,3 tCO2eq en 2014 a 47.211,4 en 2019. Cabe señalar que la autosuficiencia energética de MCP/SCPSA en 2019 (ratio entre energía consumida y comprada) fue del 19,3% frente al 18,0% de 2018. Por otra parte, siete empresas contratistas de SCPSA ya han neutralizado sus emisiones en 2019 en sus contratos con la sociedad de gestión. Se trata, por tanto, de nuevos avances en el compromiso de la Mancomunidad por ser neutra en carbono para el año 2030, que aparece recogido en el Plan Estratégico 2017-2030 de MCP/SCPSA.

La importancia de la separación de la materia orgánica

Para la reducción de su huella de carbono, la Mancomunidad y su sociedad de gestión SCPSA han puesto en marcha diferentes iniciativas. Entre ellas, las más importantes son la separación de la materia orgánica de los residuos mediante el 5º contenedor y el compostaje doméstico y comunitario, y la incorporación de autobuses híbridos en el Transporte Urbano Comarcal. Las principales emisiones de gases de efecto invernadero de la MCP se producen por la materia orgánica que se introduce junto con la fracción resto y acaba en el vertedero de Góngora. De ahí la gran importancia de separar la materia orgánica en los hogares e introducirla en el 5º contenedor.

La segunda fuente de emisiones y de contaminación atmosférica es el consumo de gasoil por los camiones de residuos, autobuses del transporte urbano y los vehículos de la entidad. Con objeto de ir reduciendo estas emisiones, la Mancomunidad lleva seis años incorporando autobuses híbridos en la flota del TUC, lo que representa ya el 27% de las villavesas. Además, en el año 2019 se puso en marcha la primera línea de autobuses 100% eléctrica, la línea 9 (Renfe – Universidad Pública de Navarra), que a lo largo del año realizó más de 300.000 km y trasladó a más de 1.800.000 personas utilizando únicamente energía eléctrica. En el caso del Transporte Urbano, en 2019 la MCP ha logrado reducir la emisión 1.121,1 tCO2eq respecto al año anterior, lo que ha supuesto una reducción del 7,7%

A ello hay que añadir que desde el año 2017 todos los nuevos vehículos ligeros de servicio son también eléctricos. Además, la entidad compra toda su energía eléctrica verde, lo que también posibilita una notable reducción de emisiones por este concepto.

Cabe recordar que MCP/SCPSA ha sido la primera entidad local española que ha obtenido el sello ‘Calculo-Reduzco-Compenso’ del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) para los tres alcances de su actividad.

Presentado en los órganos de dirección de MCP/SCPSA el anteproyecto del centro de tratamiento de residuos

Esta semana ha sido presentado en el Consejo de Administración de SCPSA y en la Comisión Permanente de la MCP el anteproyecto del centro de tratamiento de residuos que estará ubicado en la Ciudad del Transporte (Imárcoain).

El nuevo centro recibirá y tratará la totalidad de los residuos urbanos de la Comarca de Pamplona, 155.000 t de orgánica, envases y resto. La instalación prevista para el tratamiento mecánico será única para la fracción resto y para envases y materiales, trabajando en turnos alternos de cuatro días y un día.

Hondakinak
2020/05/04

En abril aumentaron en la Comarca de Pamplona las recogidas de vidrio y de envases

También destaca el descenso de la recogida de papel y cartón, así como el de la fracción ‘resto’

Durante el pasado mes de abril, y en comparación con los datos del mismo mes del año pasado, en la Comarca de Pamplona aumentó la recogida de vidrio un 27,06% (798 toneladas frente a las 628 de 2019). La recogida de envases registró un incremento del 15,41% (864 t frente a las 749 del año pasado). También cabe destacar el aumento de la recogida de restos verdes, con un 16,06% (543 t frente a 468). En cuanto a la materia orgánica, los resultados se mantiene estable con 771 t recogidas, la misma cifra de abril de 2019.

Por otra parte, hay que reseñar el descenso de la recogida de papel y cartón que bajó un 11,03% (1.115 t frente a las 1.253 t de abril de 2019). También ha disminuido la recogida de la fracción ‘resto’, con una bajada del 6,79% (6.387 t frente a las 6.852 del año pasado).

En el caso de los puntos limpios, el lunes 27 de abril los puntos limpios fijos de E. Leclerc y Eroski volvieron a prestar el servicio de recogida de residuos domésticos especiales, después de la suspensión de su actividad desde el 16 de marzo con motivo de la crisis del coronavirus. Aunque aún es pronto para ofrecer cifras de visitas y de depósitos en estos dos puntos limpios, sí se ha observado que los datos son similares a los registrados antes del estado de alarma, considerando además que el horario de apertura es actualmente de ocho horas (de 11:00 h. a 19:00 h., de lunes a sábado) en comparación con las doce horas de la situación previa a la crisis del coronavirus.

Hay que recordar que el 27 de abril volvieron a abrir sus puertas únicamente estos dos puntos limpios fijos al estar vinculados a la actividad de grandes supermercados. Por ello, siguen sin actividad tanto el punto limpio fijo de Burlada como la totalidad de puntos limpios móviles.

Finalmente, en el caso de la recogida en polígonos industriales, cabe señalar que la menor actividad durante el estado de alarma se ha traducido en un descenso del 39% de generación de residuos.

El consumo de agua descendió en abril un 4,3%

En lo referente al consumo de agua en la Comarca de Pamplona, durante el mes de abril ha sido 1.986.752 m3, lo que ha supuesto un descenso del 4,3% respecto al mismo periodo de 2019. Hay que destacar que es el consumo más bajo en un mes de abril desde que se dispone de registros.

Además, entre los días 1 y 13 de abril –periodo en el que hubo una parada de actividades no esenciales–, se produjo el mayor descenso del consumo con una bajada del 10,2% respecto a abril de 2019.

Los días laborables el consumo ha disminuido un 8,6% mientras que el consumo en días festivos y fines de semana ha aumentado un 4,2%. Conviene aclarar que el patrón de consumo semanal normal es de un consumo mayor los días laborables; sin embargo, durante el confinamiento los consumos se han igualado mucho durante todos los días de la semana.

Por otra parte, si bien la Semana Santa es normalmente el periodo con menor consumo del año, debido al confinamiento el consumo de agua durante este periodo festivo ha sido el más alto de los últimos años, resultando un 11,2% superior al de 2019.

En referencia al consumo por zonas, cabe señalar que los mayores descensos de consumo durante abril se han dado en zonas industriales, aunque también en zonas de actividad hostelera como el Casco Viejo o el Ensanche de Pamplona. También hay barrios o municipios que han experimentado un incremento de consumo como por ejemplo Txantrea, Sarriguren, Barañáin o Zizur Mayor, con un patrón de consumo principalmente doméstico.

Ura
2020/04/07

Durante el estado de alarma desciende el consumo de agua casi un 10%

Aumenta casi un 30% la recogida de envases y en el Casco Antiguo la generación de residuos desciende notablemente

Desde la declaración del estado de alarma el consumo de agua en la Comarca de Pamplona ha ido disminuyendo paulatinamente. Comparando los datos actuales con los registrados en las mismas semanas del año pasado, este descenso ha ido aumentando hasta el 9,7% en la última semana en la que el consumo fue de 754 l/s de media frente a los 836 l/s de la misma semana del año pasado. La disminución es mayor durante los días laborables, alcanzando un 12,1% de descenso (757 l/s frente a los 861 l/s de la misma semana de 2019), mientras que en los días festivos la bajada ha sido del 3,2% (748 l/s frente a los 772 l/s de 2019).

Cabe destacar que en las zonas industriales el descenso ha sido mucho mayor. Por ejemplo, en el polígono de Landaben la disminución del consumo durante esta última semana ha sido del 86,8%.

Además, se ha registrado un cambio acusado en el consumo por horas. Así, en un día laborable normal el consumo máximo se registra a las 8 de la mañana, con dos picos de subida al mediodía y a la noche. En la actualidad, sin embargo, el máximo consumo se retrasa hasta las 11-12 horas de la mañana.

Como referencia, cabe señalar que, hasta el inicio de la crisis, el consumo de agua había experimentado un aumento de casi el 2% respecto al del año 2019.

En cuanto al agua del grifo, la Mancomunidad recuerda que no existe presencia del coronavirus en aguas tratadas, por lo que su transmisión está totalmente descartada. Los procesos de potabilización del agua con tratamientos con cloro inactivan los virus más resistentes según indica la OMS y otros organismos de referencia internacional. Por tanto, se puede afirmar que las actuales prácticas de desinfección que tienen lugar en las potabilizadoras que dan servicio a la Comarca de Pamplona aseguran un adecuado nivel de protección de las aguas de consumo ante este virus. Por ello, el agua del grifo sigue siendo saludable y puede seguir consumiéndose como siempre, pues su calidad está garantizada. No obstante, se ha reforzado preventivamente el nivel de cloración siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

En lo referente a las aguas residuales tratadas cabe destacar que en los primeros estudios realizados no han detectado presencia de virus en las aguas residuales que se vierten al río tras la depuración.

Incremento de la recogida de envases

En lo referente a la recogida de residuos urbanos, comparando siempre la primera quincena de marzo con la segunda, hay que destacar el incremento del 29,96% en la recogida separada de envases (al pasar de 380,70 t a 494,74 t); esto hace que, pese a no realizarse la recogida de voluminosos desde el 16 de marzo, la generación total de residuos sigue siendo la misma en cuanto a toneladas recogidas. En particular cabe señalar que el aumento en la recuperación de latas de aluminio y acero que ha pasado de los 30.770 kg de la primera quincena de marzo a los 41.215 kg en la segunda, lo que supone un 33,94% de incremento.

En el resto de recogidas destaca el aumento de la materia orgánica en un 5,86% (pasa de 410,23 t en la primera quincena de marzo a 434,28 t en la segunda) y la recogida de vidrio que ha aumentado un 4,32% (de 256,22 t a 267,28 t). También cabe señalar que la recogida de papel en contenedores ha descendido un 11,27% (816,04 t a 724,08 t).

En el Casco Antiguo de Pamplona, donde la actividad hostelera y comercial es importante, el descenso de la generación de residuos ha sido notable, ya que además de los servicios de recogida de voluminosos se han suspendido los servicios especiales para hostelería (puerta a puerta de vidrio y materia orgánica) y para la actividad comercial (puerta a puerta de cartón). Por este motivo, si en la primera semana de marzo se recogieron 80,6 t (11,42 t/día de media), en la última semana del mismo mes fueron recogidas 29,7 t (4,24 t/día) lo que supuso un descenso del 63,15%.

En lo relativo a la recogida en polígonos industriales, la recogida en el mes de marzo ha sido de 767 t, lo que supone un 32,25 % de descenso respecto a las 1.323 t del mismo mes del año pasado.

Hondakinak
2020/02/05

En 2019 la Mancomunidad recuperó 58.968 t de residuos, un 2,3% más que en el año anterior

La recuperación de materia orgánica mediante quinto contenedor alcanzó las 8.964 t, lo que supuso un incremento del 6,5%

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona recogió durante 2019 un total de 150.751 toneladas de residuos, lo que supuso un descenso del 0,54% respecto a las 151.570 toneladas recogidas durante el año anterior. Este ligero descenso supone un cambio de tendencia tras los sucesivos incrementos registrados desde 2014. Entre las bajadas destaca la de la fracción resto, con un descenso del 2,25%.

En lo referente a la recuperación de residuos el incremento ha sido del 2,30% al recuperarse 58.968 toneladas, un 39,1% del total generado, en línea ascendente sobre el histórico. La mayor cantidad recuperada corresponde a los biorresiduos con 20.537 toneladas (materia orgánica del contenedor marrón, restos de jardinería y compostaje doméstico-comunitario).

De estos restos destaca la materia orgánica del quinto contenedor con un incremento del 6,52% al pasar de las 8.415 toneladas de 2018 a las 8.964 recuperadas en 2019. Aun siendo unas cantidades importantes se está lejos de los objetivos marcados por la Ley de Residuos de Navarra, por ello cobran importancia los resultados de la prueba piloto de recogida selectiva de residuos que se lleva a cabo en Azpilagaña y Nuevo Artica desde junio de 2018, donde el peso de los residuos retirados a través del contenedor marrón se ha incrementado en más de un 400%. La extrapolación de estas experiencias al resto de la Comarca de Pamplona permitiría alcanzar las exigencias de la Ley de Residuos de Navarra de 2018.

En cuanto al papel-cartón, se han recuperado 18.036 toneladas, un 70,6% de lo generado, con ratios personales muy altos (48,3 kg/persona/año). Esta cantidad ha supuesto un 2,62% más que el año anterior.

Por otra parte, el vidrio recuperado ha supuesto 9.940 toneladas, un 73,2% de lo generado, con un ratio de 26,6 kg/persona/año. 

En cuanto a los envases de plástico y briks se han recuperado 4.220 toneladas, un 31% de lo generado, lo que supone una media de 11,4 kg/persona/año.

También se han recuperado 1.038 t de metales, lo que ha supuesto 2,8 kg/persona/año.

En relación con el compostaje doméstico hay que destacar el seguimiento que se ha hecho de las personas participantes inscritas en campañas anteriores, reforzando la práctica del autocompostaje y solventando problemas del proceso. Durante 2019 se han inscrito 112 familias lo que supone un total acumulado de 3.389 domicilios participantes. Entre todos ellos se han gestionado 2.427 toneladas de residuos orgánicos (residuos de cocina y restos verdes de huertas y/o jardines).

En el caso del compostaje comunitario participaron 851 viviendas en 40 áreas de compostaje que gestionaron un total de 268 toneladas de residuos. Finalmente, cabe señalar que 770 familias optaron por la autogestión de los residuos orgánicos mediante recursos propios, gestionando un total de 338 toneladas de residuos. 

En relación con la actividad de las puntos limpios, cabe recordar que a finales de enero de 2019 se puso en marcha el punto limpio fijo de Burlada, que se sumaba a los ya existentes en los aparcamientos de Eroski y Leclerc. En el total de puntos limpios (fijos y móviles) se sumó un total de 231.730 visitas, lo que supuso un incremento del 5,63% respecto al año anterior. En cuanto al número de depósitos realizados, se alcanzó la cifra de 464.912, lo que significó un aumento del 12,79%.

Como se sabe, Traperos de Emaús realiza por contrato las recogidas de voluminosos a domicilio, ropa y vidrio puerta a puerta en bares. En total, en 2019 recogieron 7.799 toneladas, de las que se reutilizaron y recuperaron un total de 6.377 t (81,83%), cantidad superior al 80,86% que se consiguió en 2018.

Por último, cabe recordar que se está trabajando en la tramitación y desarrollo del proyecto para la implantación de un nuevo centro de tratamiento de residuos urbanos para la Comarca de Pamplona en la Ciudad del Transporte en el municipio de Noáin-Valle de Elorz. La puesta en servicio de este centro permitirá una mayor recuperación de residuos al objeto de dar cumplimiento a la Ley de Residuos de Navarra.

Mankomunitatea
2019/08/23

El presidente de la Mancomunidad hace balance de los cuatro años de legislatura

Ayesa ha destacado el trabajo realizado a partir del Plan Integral de Residuos

En una rueda de prensa realizada esta mañana el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, Aritz Ayesa, ha hecho balance de los cuatro años de la legislatura que acaba en las próximas semanas.

Ayesa ha comenzado haciendo referencia a la gestión de los residuos, el tema más urgente e importante al que se enfrenta esta entidad. Ha destacado la participación de todos los grupos y el consenso que permitieron alcanzar el acuerdo de residuos, aprobado por unanimidad en la permanente del 31 de enero de 2017. A continuación se creó un grupo de trabajo interdepartamental a nivel de la entidad, con la participación de todos los grupos políticos, en el que se han compartido la información y las soluciones adoptadas.

Las directrices de este trabajo han sido fijadas en el Plan Integral de Residuos que cuenta con tres líneas de acción: separación en origen, recogida y tratamiento.

En materia de prevención y separación en origen se han impulsado diversas medidas, algunas de ellas de la mano del Gobierno de Navarra: campañas de concienciación para la separación de materia orgánica, medidas de prevención como el uso de vajilla reutilizable en actos públicos, implantación de un nuevo punto limpio fijo en Burlada y de seis puntos limpios rurales, creación de un aula ambiental dentro del proyecto de Traperos de Emaus en Berriozar, recogida de material textil y calzado mediante 100 nuevos contenedores de ropa, el impulso al compostaje doméstico y comunitario y las campañas para la recogida de voluminosos.

Los objetivos que marca Europa y el Plan de Residuos de Navarra, aprobado esta legislatura pasada, señalan que para el año 2020 la recogida separada de materia orgánica debe alcanzar el 50%, mientras ahora nos encontramos en el 17,6%. Con el fin de mejorar los resultados, ha recordado Ayesa, se planteó la prueba piloto desarrollada en Azpilagaña y Nuevo Artica donde la separación de materia orgánica se ha incrementado en un 382% y la generación de resto ha descendido un 40%. “Estos resultados señalan que sí se pueden alcanzar los objetivos que marca el Plan de Residuos de Navarra. Por ello, se ha aprobado la extensión de dicho sistema al resto del entorno urbano”, ha indicado Ayesa.

En cuanto a la recogida, el presidente de la MCP ha mencionado la situación del contrato de recogida de residuos que tras un tortuoso proceso judicial está aún pendiente de ser resuelto y deberá ser abordado en la próxima legislatura. “Teníamos un acuerdo para estudiar la reversión del servicio, pero la situación jurídica del contrato dificultaba cualquier decisión y los distintos fallos no han conseguido aclarar dicha situación”, ha matizado Ayesa.

En tercer lugar, ha hecho referencia al tratamiento de los residuos, una parte fundamental que está pendiente de resolver desde hace más de 15 años. Mediante el trabajo en el grupo de residuos se han sentado las bases para tener una planta de tratamiento de los residuos que generamos en la Comarca. Aritz Ayesa ha querido destacar la importancia de esta planta y su necesidad como solución definitiva al tema de los residuos: “Esta situación la he afrontado desde el dialogo, la información y la transparencia, puesto que hemos tenido reuniones con agentes sociales, vecinales, técnicos e institucionales de diferentes niveles, todo ello partiendo del grupo de residuos que es un órgano político y técnico. Por lo tanto, tenemos una parte en vías de solución, a expensas de las tramitaciones necesarias tanto a nivel urbanístico como jurídico”.

El presidente de la MCP ha recordado que dentro del tratamiento de residuos queda pendiente de abordar la zona de vertido, algo que deberá suceder en la próxima legislatura. La puesta en marcha de la planta generará menos lixiviados y olores.

Récord de viajes en el TUC: 39 millones

El segundo tema abordado por el presidente en el repaso de la legislatura ha sido la movilidad. “Durante estos cuatro años hemos vivido un momento dulce del transporte público. La apuesta por darle a la villavesa su espacio y prioridad, unido a la mejora de la situación económica ha posibilitado que lleguemos a una marca histórica”, ha apuntado Ayesa en referencia a los 39 millones de viajes registrados en el año 2018. Además, de mantenerse la tendencia registrada a lo largo de este año, a finales de 2019 se podrían superar los 40 millones.

El presidente de la entidad mancomunada ha recordado las mejoras adoptadas en el TUC durante esta legislatura: nuevos servicios a zonas de la Comarca (Linea 22 a Lezkairu, Linea 15 a Ardoi - Cordovilla, polígono de Eguesibar, Iturrondo…), la optimización de recorridos (líneas 2, 16, 23…), mejoras de frecuencias en varias líneas (10, 11, 17…), la incorporación de más autobuses en líneas que estaban justas en cuanto a tiempos de expedición, así como la conexión wifi en los buses de las líneas 9 y 18.

Especial mención ha hecho a la amabilización que se llevó a cabo en el centro de Pamplona en la que se incluyeron medidas de priorización semafórica y recorridos más cortos para algunas líneas (Merindades, Avenida Bayona…). Para Ayesa “se le ha dedicado espacio público al transporte público y eso la gente lo agradece y valora. Además de las buenas cifras de uso del servicio lo indican las encuestas de satisfacción, con máximos históricos de valoración”. Asímismo, ha recalcado el esfuerzo a la hora de flexibilizar y adaptar el Transporte Urbano para dar servicio a eventos celebrados en el pabellón Navarra Arena.

Asimismo, el presidente de la MCP ha destacado dos proyectos que verán la luz en las próximas semanas: por una parte, la renovación tecnológica que permitirá mejoras para medios de pago, sistema de ayuda a la explotación (SAE), comunicaciones y seguridad; por otra, la revisión del servicio nocturno –una cuestión trabajada junto con diversos colectivos a raíz de la aparición de las paradas a demanda–, que tras ser estudiada parece la mejor medida para poder dar un mejor servicio a las usuarias de la villavesa. “De paso, –ha advertido Ayesa–, se va a actualizar el servicio nocturno, que data del año 2005 y debe adaptarse a una nueva realidad de la Comarca y su ocio”.

En cuanto al servicio del Taxi, Ayesa ha destacado que “esta legislatura hemos trabajado con el sector para tener por primera vez subvenciones. También se han dado mejoras en seguridad, vehículos menos contaminantes, y este último año hemos añadido cuestiones de renovación tecnológica que también solicitaba el sector”. Además, se ha puesto en marcha el servicio de taxi a demanda al Centro Penitenciario de Pamplona y más recientemente el servicio a demanda al aeropuerto. Además, se han incorporado siete nuevos ayuntamientos al Área Territorial de Prestación Conjunta del servicio de taxi.

PMUS: Plan de Movilidad Urbana

El Plan de Movilidad Urbana de la Comarca de Pamplona nació con la firma de un convenio entre 20 administraciones. El plan, que permitirá trabajar la movilidad en clave de Comarca, ha sido ya aprobado por 16 de ellas.

El presidente ha querido aprovechar para agradecer el esfuerzo realizado a todas las personas involucradas en la iniciativa, a las diferentes administraciones (Gobierno de Navarra, ayuntamientos…), a las personas trabajadoras de la propia Mancomunidad y de su sociedad SCPSA, así como a diversos colectivos que tomaron parte en el proyecto. Asímismo, ha destacado el proceso participativo llevado a cabo, en barrios de Pamplona y localidades de la Comarca con numerosos colectivos interesados, en el que participaron 409 personas y fueron recogidas 1.063 propuestas.

Ayesa ha añadido que “es un proyecto que va más allá de una legislatura. Me gustaría animar al Gobierno de Navarra y a los ayuntamientos a poner en marcha, al ritmo que se estime oportuno, los pasos que en él se plantean”.

Compromiso medioambiental y social

Mención propia ha merecido el compromiso de la Mancomunidad durante esta legislatura con el medio ambiente. Ayesa ha desgranado diferentes iniciativas como la renovación de la flota de autobuses hasta conseguir un 33% con menos emisiones, la implantación de la primera línea (L9) que opera en modo 100% eléctrico con seis autobuses, además de desarrollar un plan para electrificar la flota de vehículos y la compra de vehículos que se alimentan con GNC (Gas natural comprimido) para prestar los servicios del Ciclo Integral del Agua.

Las actuaciones en aliviaderos que impedirán el vertido de plásticos a los ríos, o la renovación de 17 fosas sépticas de tamaño menor y la construcción de dos depuradoras en Zubiri y Monreal también han sido mencionadas en este apartado. “Todas estas medidas, unidas a las planteadas en residuos, harán que siga disminuyendo la huella de Carbono de la entidad, algo que ya ha se ha conseguido desde 2014 con una reducción del 21%”, ha aclarado Ayesa.

Igualmente ha recordado que el compromiso medioambiental de la entidad es un valor que se refleja en el record de asistencia a las actividades propuestas por el Programa de Educación Ambiental Escolar (47.800 alumnos y alumnas durante el pasado curso) o en las altas puntuaciones otorgadas por la ciudadanía a los diferentes servicios prestados por la entidad en los estudios de satisfacción que se realizan periódicamente.

El presidente de la MCP también ha hecho referencia al compromiso social puesto que “nuestro trabajo durante esta legislatura lo hemos hecho en contacto con colectivos y personas interesadas en distintos temas”. Ayesa ha mencionado las reuniones mantenidas con los ayuntamientos, colectivos, y vecindario en el caso de la planta de residuos. “Para el proyecto del Parque Comarcal Ezkaba se realizó un proceso de trabajo con concejos, ayuntamientos y colectivos para poder crear un parque en el entorno del monte, que está a la espera de la aprobación definitiva del PSIS”.

En el Transporte Urbano el trabajo en común con el comité de trabajadores y trabajadoras de TCC permitió abordar el problema de la seguridad para darle una respuesta consensuada y efectiva. “Hemos realizado más de una decena de reuniones y hemos generado foros de trabajo que hasta esta legislatura no existían”, ha precisado Ayesa.

Finalmente, Ayesa ha hecho referencia al proyecto de nueva sede en el antiguo convento de las Salesas, una iniciativa que ha logrado ser desbloqueda durante esta última legislatura. “Ha sido un buen ejemplo de cómo hemos llevado adelante el trabajo de la MCP, haciendo en primer lugar un proceso de reflexión abierto y transparente, consultando con distintas entidades las opciones existentes para tratar a continuación con todos los grupos políticos el futuro del edificio”, ha explicado el presidente del proyecto, cuyas oobras podrán empezar a principios de 2020. “Es un oportunidad para impulsar la entidad a nivel organizativo y para mejorar el servicio a la ciudadanía”, ha concluido.

Hondakinak
2019/02/06

En 2018 la Mancomunidad recuperó 57.736 t de residuos, un 10,38% más que en el año anterior

La recuperación de materia orgánica mediante quinto contenedor alcanzó las 8.512,86 t, lo que supuso un incremento del 13,27%

La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona recogió durante 2018 un total de 151.672,02 toneladas de residuos, lo que supuso un aumento del 4,04% respecto a las 145.778,73 toneladas recogidas durante el año anterior. Este incremento confirma un año más el cambio de tendencia iniciado en 2014 tras los descensos sucesivos registrados desde 2009. Hay que destacar que se registró un incremento en la recogida de todas las fracciones excepto en la de resto, que descendió un 0,24%.

En lo referente a la recuperación de residuos (material recogido que está en condiciones de ser reciclado) el incremento ha sido del 10,38% al recuperarse 57.735,55 t, registrandose un crecimiento en todas las fracciones. El mayor aumento lo han experimentado los materiales textiles que ascienden a 884,31 t, un 49,59% más que en el año anterior (591,14 t), motivado principalmente por la instalación en  la Comarca de Pamplona, entre agosto y diciembre de 2017, de 95 nuevos contenedores para la recogida de ropa, calzado y material textil. Las siguientes fracciones con mayor crecimiento han sido la de los voluminosos, con un incremento del 26,43%, al recuperarse 1.802 t frente a las 1.425 de 2017 y la poda, con un incremento del 14,40%, al recuperarse 9.310 t frente a las 8.138 del año anterior. 

Por otra parte, cabe reseñar el crecimiento de la recuperación de la materia orgánica con un incremento del 13,27%, al pasar de las 7.516 t de 2017 a las 8.513 t recuperadas en 2018, si bien aún se está lejos de los objetivos marcados por la Ley de Residuos. En este apartado destaca la prueba pìloto de recogida selectiva de residuos que se lleva a cabo en Azpilagaña y Nuevo Artica desde junio de 2018, donde el peso de residuos retirados a través del 5º contenedor se ha incrementado en más de un 300%

Otras fracciones que experimentaron una importante subida han sido la madera, de la que se han recuperado 2.035 t –un 10,44% más que el año pasado– y el compostaje doméstico y comunitario, con un incremento del 9,96%, al recuperarse 3.092 t frente a las 2.812 de 2017. En el caso del papel-cartón destaca la recuperación de 17.576 t, lo que significa un aumento de 1.192 t frente a la cantidad del año precedente e implica un incremento del 7,27%.

En relación con el compostaje doméstico, cabe recordar que la implantación de la IV fase de la recogida selectiva de materia orgánica supuso la incorporación en el segundo semestre de 2016 de nuevos hogares que se sumaron a las que ya participaban a través de las campañas que lleva a cabo la MCP y que el año pasado alcanzaron su convocatoria nº 13. En conjunto, durante 2018 participaron en el compostaje doméstico un total de 3.476 familias que lograron producir 2.465,4 toneladas. En el caso del compostaje comunitario, participaron 862 viviendas en 40 áreas de compostaje que obtuvieron una producción de 271,5 toneladas. Finalmente, cabe señalar que 792 familias optaron por la autogestión de la materia orgánica mediante recursos propios, con una producción de 355,4 toneladas. 

En conjunto, las 8.513 t recuperadas mediante el quinto contenedor y las 3.092 del compostaje suman 11.605 t de materia orgánica recuperada, lo que supone un 12,4% de incremento respecto al año anterior. 

La materia orgánica recuperada proveniente del quinto contenedor (8.513 t) supone un 16% de la cantidad total de materia orgánica generada, que alcanzó las 53.986 t.

Hondakinak
2018/06/22

La presencia de los puntos informativos de la prueba piloto se prorroga hasta el sábado 30 de junio

Las personas que aún no tengan la tarjeta pueden recogerla hasta ese día en los dos puntos informativos

La Mancomunidad prorroga una semana la presencia de los puntos informativos habilitados en Azpilagaña y Nuevo Artica con motivo del inicio de la prueba piloto para mejorar la separación de la materia orgánica.

Como se sabe, el pasado lunes en Azpilagaña y el martes en Nuevo Artica comenzó la prueba piloto tras la instalación de los nuevos contenedores para la materia orgánica y para la fracción resto. Estos contenedores incorporan una cerradura electrónica y sólo pueden ser abiertos con una nueva tarjeta que está siendo distribuida en ambas zonas desde el pasado 28 de mayo. Dicha tarjeta sustituye a la llave con la que hasta ahora se abría el contenedor marrón.

Así, las personas que aún no tengan la tarjeta pueden recogerla en dichos puntos informativos habilitados en cada una de las zonas, que estarán operativos hasta el sábado 30 de junio en las siguientes ubicaciones:

  • Azpilagaña: Junto al Centro de Salud (c/ Luis Morondo Urra, 1)

  • Nuevo Artica: Plaza interior en c/ Clara Campoamor – c/ María Domínguez

El  horario de ambos puntos informativos será de lunes a viernes, de 9:30 a 19:30 horas y sábado, de 9:30 a 14:30 horas.

Las personas residentes pueden resolver sus dudas llamando al teléfono 948 271 977 de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 h. y de 16:00 a 18:00 h. Toda la información sobre la prueba piloto también está disponible en el siguiente enlace de esta web.

Hasta la fecha, tras cuatro semanas de campaña, la Mancomunidad ha entregado tarjetas –dos unidades por cada vivienda– a 3.511 domicilios (77,9% del total) para abrir los contenedores de resto y materia orgánica, así como otros materiales informativos. Las personas residentes en las 997 viviendas restantes podrán recoger sus tarjetas a lo largo de la próxima semana en los lugares y horarios indicados.

Tambien están siendo visitados todos los establecimientos comerciales y se ha podido contactar con un 52% del total que ya disponen de la nueva tarjeta.

Objetivo: aumentar la recogida separada de la materia organica

El objetivo principal de la prueba es aumentar la recogida separada de la materia orgánica derivando al contenedor marrón los depósitos que actualmente se realizan de forma errónea, principalmente en el contenedor de resto. Para ello, en las dos zonas elegidas para la prueba piloto, el contenedor para recoger la fracción ‘resto’ –que es del mismo modelo destinado para la recogida de materia orgánica–, ha pasado a tener tapa e identificación de color gris. Los contenedores de materia orgánica y los contenedores de resto se abren mediante tarjeta electrónica asociada a cada domicilio y cada apertura queda registrada. 

Con el objetivo de poder comparar los resultados de ambas zonas, en el caso de Azpilagaña los contenedores para la recogida de materia orgánica pueden ser abiertos todos los días, mientras que la apertura de los contenedores para la fracción ‘resto’ está restringida a cuatro días a la semana: lunes, miércoles, viernes y domingo. En Nuevo Artica, la apertura de ambos tipos de contenedor puede realizarse todos los días.

En 2017 se lograron recoger 7.516 toneladas de materia orgánica gracias al 45% de los hogares de la Comarca de Pamplona que utiliza el contenedor marrón. Sin embargo, es necesario seguir avanzando en dicha recogida selectiva, ya que el año pasado apenas se logró reciclar el 16% del total de lo producido. Estamos por tanto muy lejos de alcanzar los objetivos que nos marca el Plan de Residuos de Navarra, que han sido recogidos en la Ley de Residuos y que determinan que en el año 2027 un 70% de la materia orgánica generada debe recogerse de forma separada.

Orriak

RSS - materia orgánica-rako harpidetza egin